Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

El auditor reconoce ante el juez que imputó 533 millones de deuda del Ivex con Lagier al Arab Bank

Un representante de Audihispana, la empresa que ha escrutado las cuentas del Instituto Valenciano de la Exportación (Ivex) en los últimos años, compareció ayer durante cuatro horas ante el titular del Juzgado de Instrucción número 15 de Valencia,Vicente Ríos, el encargado de investigar el quebranto económico de 1.049 millones de pesetas que padece la empresa pública. Según fuentes cercanas al caso, la declaración del técnico no aportó grandes novedades. Éste se limitó a reafirmar, a grandes rasgos, las conclusiones de los trabajos hechos por Audihispana para el Ivex, que en ningún caso recogen la deuda de 533 millones contraída -según los informes de la sindicatura de Cuentas- por el instituto con el Arab Bank.

Según el representante de la auditora, la empresa dependiente de la Generalitat no tenía ninguna deuda con la entidad financiera. El responsable del banco en España, Felipe Espinosa, aseguró todo lo contrario. Y otro tanto han hecho desde el inicio de la investigación los abogados del ex director del instituto, José María Tabares, y el otro imputado en la causa, el empresario francés Jean Luc Lagier. La Generalitat acusa a ambos de urdir un plan para crear el agujero económico que ahora arrastra el Ivex.

Según éstos, la existencia de la deuda no es baladí. Bien al contrario, Tabares ha dicho siempre que decidió avalar la actividad de Lagier (la que pudo originar el agujero) para que éste se hiciera cargo de la deuda contraída con el Arab Bank. Ésta se originó, con Juan Mir al frente del Ivex, cuando la empresa pública compraba productos en Túnez y los vendía en Francia para generar derechos de compensación y así abrir el mercado magrebí a las exportaciones de Ford.

El auditor, tal como hicieran antes el director financiero del Ivex, Joaquín Barber, y su antecesor en ese mismo cargo, Miguel Rovira, desmintió esa versión. La deuda no es del Ivex, sino de la entidad bancaria. Según las mencionadas fuentes, ya ha quedado acreditado ante el juez que el Arab Bank prestó en su día el dinero al Ivex, por lo que debería ser la empresa pública la que apunte ese número en su debe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de marzo de 2000