Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSPV elegirá a los delegados de su congreso simultáneamente a los de la asamblea del PSOE

La gestora del PSPV decidió ayer establecer un único calendario de asambleas para elegir a los delegados valencianos que asistirán al congreso federal del PSOE -previsto para el penúltimo fin de semana de julio- y designar a los compromisarios que tendrán que votar a una nueva dirección del socialismo valenciano. La asamblea del PSPV podría producirse sólo una semana después de la del PSOE en Madrid. Diego Macià asumió ayer los malos resultados obtenidos por el PSPV, en representación de toda la militancia, y frenó la tentación inicial de la gestora de enrocarse orgánicamente.

Diego Macià, lejos de calificar de "positivos" los resultados obtenidos por el PSPV en las elecciones del pasado domingo reconoció la aplastante derrota electoral. El presidente de la dirección provisional, sentado junto al responsable de campaña y de Organización de la gestora, Francesc Romeu, agradeció el trabajo realizado por la militancia y evitó personalizar las críticas en nadie: "En el partido socialista cuando se gana, ganamos todos y, cuando se pierde, perdemos todos". Sin embargo, la valoración de los resultados realizada por Macià al acabar la reunión de la gestora del PSPV estuvo lejos de la efectuada por Romeu horas antes, que calificó los resultados de "positivos" y advirtió que sería una equivocación que se vinculara el desenlace electoral a cualquier tipo de proceso interno. Diego Macià reconoció el pésimo resultado obtenido, aunque matizó que "las situaciones locales" no habían pesado de forma decisiva y señaló que la dimisión del secretario general del PSOE marca a partir de ahora el calendario interno.

La dirección provisional del PSPV asume ahora, en palabras de Macià, "la responsabilidad de trabajar para que funcionen los mecanismos democráticos del partido". Es decir, ordenar la elección de delegados al congreso federal del PSOE y de los compromisarios que acudirán a la asamblea del PSPV para designar una nueva dirección de la federación, que se halla en situación de excepcionalidad desde el pasado mes de marzo.

Macià, que expresó su deseo de dedicarse a la alcaldía de Elche y descartó presentarse a la secretaría general, explicó que el congreso del PSPV será "antes del verano", lo que supone que será inmediatamente después del federal. El presidente de la gestora argumentó que "las personas que deben dirigir un partido han de estar en concordancia con lo que se aprueba en el congreso" y expresó su confianza en que la próxima dirección del PSPV sea representativa, "sino del 100% de los militantes, sí de la mayoría".

En la reunión de la gestora del PSPV estuvo presente también el vicepresidente segundo de la Mesa de las Cortes y portavoz parlamentario, Antonio Moreno, que seguirá ejerciendo de líder de la oposición en la Cámara autonómica. Moreno simultaneará los dos cargos hasta el próximo congreso del PSPV en el que, de acuerdo con los estatutos, pondrá su cargo de portavoz a disposición de la nueva dirección política.

Los socialistas valencianos coincidieron ayer en la necesidad de reflexionar sobre la derrota cosechada e introducir los cambios oportunos, que para la actual dirección provisional no pasa necesariamente por una renovación con caras nuevas. El presidente de la gestora del PSPV evitó realizar cualquier tipo de crítica sobre el desarrollo de la campaña y las políticas realizadas por los socialistas valencianos y se ciñó al carácter meramente instrumental del organismo que preside, que consiste en "poner en condiciones la federación para analizar la situación, elaborar propuestas y elegir una nueva dirección".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de marzo de 2000

Más información

  • Macià asume el mal resultado y frena la tentación de la dirección provisional de enrocarse