Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juicio a un técnico de gas por una explosión en la que murieron cinco personas

Un técnico de gas se enfrenta a una petición de un año de cárcel por un delito de imprudencia temeraria, según el fiscal, al producirse una explosión de un depósito de butano-propano que el procesado había instalado en un chalé en Benidorm. En el accidente, ocurrido en 1984, fallecieron cinco personas. El ministerio público sostiene que la explosión se debió a la deficiente instalación. Sin embargo, los peritos mantienen que el accidente se produjo a raíz de una fuga de gas en los tubos afectados por "corrosión electroquímica". PÁGINA 6

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de marzo de 2000