Elecciones 2000

El PSOE pierde su hegemonía en San Blas y mantiene con apuros la mayoría en cinco distritos

La victoria del Partido Popular en España se hace gigante en Madrid. La candidatura de José María Aznar goleó en la capital: el 55% de los votos fueron al PP, que en el conjunto del Estado cosechó el 44,59% de los sufragios, diez puntos menos. La suma de IU (8,75%) y PSOE (30,81%) en Madrid se quedó a 16 puntos del centro-derecha, cuando hace tan sólo nueve meses la izquierda municipal se quedó a cinco puntos de la candidatura de José María Álvarez del Manzano. El PSOE mantiene a duras penas la mayoría en cinco de los 21 distritos de la capital, pero pierde la hegemonía en San Blas.

Más información
FOTO SIN TITULO
Una jornada sin incidencias importantes en los colegios

La hazaña electoral del PP en la capital tuvo ayer varios hitos. El primero, por espectacular y simbólico en un barrio obrero de Madrid: Aznar consiguió ganar en San Blas, un feudo tradicional socialista que el PP ya estuvo a punto de conquistar hace cuatro años cuando se quedó a sólo un punto de su adversario. Ayer, los populares vencieron por 3.000 votos y cinco puntos de diferencia. En los últimos años, este barrio del sureste ha crecido con una nueva urbanización gigantesca (10.000 viviendas) cargada de pisos de precio libre (unos 30 millones de media). La conquista del este por parte de las promotoras inmobiliarias, que han llevado hasta el lugar a familias de renta media, ha dejado al PSOE en segundo plano.Más hitos: en el distrito de Salamanca, por ejemplo, el 73% de los votantes eligieron la candidatura de José María Aznar, el 17% optó por Almunia (PSOE) y Frutos (IU) obtuvo el 5%; en Chamartín los resultados fueron idénticos; en Chamberí, los de Aznar llegaron al 70,93%, y en Retiro rozaron el 70%, mientras los socialistas se quedaron en el 20%.

Las derrotas de la izquierda en estos distritos fueron más graves que nunca. La diferencia entre los votos de centro-derecha y los de izquierda superaron cualquier precedente registrado en las elecciones celebradas en la capital de España desde la irrupción de la democracia. La ola popular dejó a la oposición maltrecha y sin apoyos.

En el distrito Centro, pese a las fuertes inversiones de la administraciones públicas en su rehabilitación, el porcentaje de voto popular fue similar a la media obtenida en la capital (55%), pero muy por debajo de los registros del granero del PP (Salamanca, Chamberí, Chamartín). Arganzuela, el distrito vecino de Centro, tiene más simpatizantes de Aznar (57%).

Tetuán, otro de los barrios castigados por la infravivienda y con numerosas familias humildes, dio su voto al PP (60%) y dejó en una minoría escasa al PSOE (22%). Fuencarral-El Pardo superó la victoria media del PP en Madrid, con el 59,10% de los apoyos, contra el 27% del PSOE y el 7,6% de IU. Lo mismo ocurrió en Moncloa, con un 64,43% a favor del PP. Latina (con el 54%) y Carabanchel (58%) también registraron victorias de la lista de José María Aznar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El sur socialista de Madrid soportó a duras penas el vendaval del PP. En Puente de Vallecas, el PSOE aguantó con el 49,74% de los votos el empuje de la candidatura de Aznar, que sumó 41.482 sufragios (el 33% de los emitidos). En Usera, los populares acosaron hasta las últimas papeletas la hegemonía socialista, que se mantuvo como fuerza más votada por 1.055 votos (23.093 por 22.038 del PP). Villaverde, un distrito que ha recibido inversiones multimillonarias en los últimos tiempos de las administraciones del PP, también fue peleado por los populares, que, con el 39,69% de los apoyos, amenazaron la victoria socialista, que cosechó el 43,24% de los sufragios.

A 1.000 votos se quedó el PP de ganar en el distrito de Villa de Vallecas, otro de los feudos que se le resisten en cada elección. El PSOE aguantó su mayoría con 14.543 votos (el 43,37% del total). En Vicálvaro también ganaron los socialistas por 1.300 papeletas al PP.

En el conjunto de la capital, la victoria de Aznar rozó el millón de votos (70.000 menos que los que él mismo obtuvo hace cuatro años y 250.000 más que los conseguidos por José María Álvarez del Manzano en las últimas elecciones municipales), pero con un 3% más de apoyos que en 1996 y mucha más diferencia respecto a la suma de IU y PSOE. La participación cayó del 81,3% registrado en los comicios generales de 1996 hasta al 74,13% de ayer. El distrito con menos participación fue Centro, donde se concentra el mayor porcentaje de vecinos con más de 65 años.

La candidatura del alcalde de Marbella, Jesús Gil y Gil, se aupó hasta la cuarta posición con el 0,91% de los votos (16.015 ciudadanos de la capital eligieron al ex presidente rojiblanco), aunque no le permitió conseguir un escaño al Congreso de los Diputados. Por su parte, el ex banquero Mario Conde, al frente del Centro Democrático Social, se tuvo que conformar con el octavo puesto (1.800 votos).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS