Huelga en la construcción por la siniestralidad, que ayer se cobró dos víctimas

Dos trabajadores de la construcción murieron ayer en accidente laboral mientras otros compañeros del sector iniciaban una huelga de 48 horas, precisamente para pedir medidas contra la elevada siniestralidad que sufren en los tajos. El año pasado fallecieron otros 290 empleados del sector. Según las centrales, la huelga fue secundada por el 89% de los trabajadores, mientras que la patronal afirma que apenas llegó al 10% y al 20% en grandes ciudades.

Más información
FOTO SIN TITULO
La Inspección de Trabajo paralizó ocho obras al día el pasado año

La huelga se inició ayer en la Comunidad Valenciana con la muerte de un trabajador, E.D.S., de 54 años, que resultó aplastado por una carretilla elevadora en una cantera de la población de Ontinyent, informa Gemma Pella. "Por coacción empresarial ha muerto un compañero", denunció un portavoz de CCOO, que se personará como acusación particular en el proceso judicial abierto para esclarecer el accidente. Según UGT, los trabajadores de la cantera habían votado secundar la huelga y fueron amenazados con el despido por el empresario. Cuando se incorporaron al tajo, se produjo el accidente mortal.El siniestro tiñó de luto un paro convocado contra la precariedad en la construcción, el sector más castigado por los accidentes laborales. Los sindicatos paralizaron los trabajos en obras tan emblemáticas como el parque de atracciones Terra Mítica, en Benidorm, o la Ciudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia.

El segundo accidente mortal se produjo en Mataró (Barcelona) a primera hora de la mañana. Abdeslam A., de 36 años, murió al quedar atrapado en el montacargas del edifico en el que trabajaba, informa Montse Carlas. El trabajador hacía poco tiempo que estaba empleado en esta obra.

Estos accidentes se producían al tiempo que los trabajadores del sector iban a la huelga, que proseguirá hoy, convocada por CCOO y UGT para denunciar la elevada siniestralidad que se produce en la construcción, y para exigir a las administraciones públicas y a los empresarios que respeten las medidas de prevención recogidas en la ley de salud laboral.

Esa norma entró en vigor hace cuatro años, y su aplicación no ha evitado que España ocupe el primer lugar de la Unión Europea en accidentes laborales. En ese periodo, los siniestros que causaron baja del trabajador afectado registraron un aumento del 40% en el conjunto de los sectores.

En el caso de la construcción, que cuenta con 1.133.000 trabajadores, los sindicatos aseguran que "la elevada precariedad, la falta de formación, el agotamiento producido por las prolongaciones de jornada y la subcontratación en cadena" son los factores de riesgo que contribuyen al elevado número de accidentes, que el año pasado se cobraron 290 vidas. Un proceso que va en aumento, ya que en 1993 se accidentaron un 12% de los asalariados y en 1999, un 18%. Los trabajadores recibieron el apoyo de Francisco Frutos, candidato de IU a las próximas elecciones, quien se sumó a las denuncias contra la precariedad del sector.

Sobre el impacto de la huelga de ayer, sindicatos y patronal dieron cifras discordantes, y mientras la patronal, CNC, afirmaba que había parado a nivel general el 10% de los trabajadores, y casi el 20% en las grandes ciudades, los sindicatos aseguran que fue el 89%. En Andalucía la jornada se saldó con dos agresiones a piquetes en Almería y Huelva, informa Esther Rodríguez. Los sindicatos anunciaron su intención de interponer una denuncia contra la empresa constructora Corvian, a la que considera responsable de los hechos ocurridos en una subcontrata en la capital almeriense. La denuncia también será presentada contra el encargado de una obra en Huelva.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS