Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El consejo analizó las cuentas de 1999 y la caída de los resultados en telefonía fija

El consejo de administración de la primera empresa española por valor en Bolsa (15,40 billones de pesetas) analizó ayer los resultados que presentará, previsiblemente, el próximo día 29 a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Las estimaciones que se barajan apuntan, incluso, a que Telefónica de España, la filial de telefonía fija, vaya a anunciar cuantiosas pérdidas. Todo dependerá de los ajustes contables que se están llevando a cabo. En esta situación ha incidido especialmente el dinero destinado al fondo de pensiones y la competencia de las llamadas de larga distancia.Fuentes del sector aseguran, no obstante, que Telefónica mantiene todavía un 94,78% del mercado si se consideran las llamadas locales, Internet y larga distancia. Sin embargo, la compañía baraja la posibilidad de acelerar las amortizaciones, con la consiguiente merma de los beneficios, y utilizar una cuenta de resultados deslucida para presionar al Gobierno.

Telefónica emplearía la rebaja de los resultados para lograr sus objetivos en la negociación sobre tarifas (mantiene que todavía son necesiarias más subidas en la cuota de abono), el llamado déficit de acceso (la diferencia entre lo que ingresa por la cuota de abono mensual y el coste de mantenimiento de la red), que pretende que cubra el Estado, y las obligaciones de servicio universal a las que está sometida. Con una fuerte reducción de beneficios, Telefónica de España ahorraría impuestos y podría plantear nuevas reducciones de plantilla.

Frente al deterioro de la telefonía fija, el grupo Telefónica sigue apostando por los nuevos negocios. Ayer, Terra anunció un acuerdo el grupo asegurador CASER, participado por las cajas de ahorros, para crear un portal en Internet. El servicio se ofrecerá a través de la sociedad tecnológica CASERMVS, fundada hace más de dos años por Telefónica Data y CASER.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de febrero de 2000