Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alto tribunal vasco afirma que Arzalluz cuestiona "el orden político"

La sala de gobierno del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco acusó ayer al presidente del PNV, Xabier Arzalluz, de cuestionar el "orden político", causar "perplejidad" en la opinión pública y afectar a la "paz social" al afirmar que los jueces destinados en Euskadi, "la mayoría de fuera", "no quieren estudiar euskera" y "muchos de ellos lo desprecian".Según del órgano de gobierno de los jueces vascos, este tipo de planteamientos "propician la deslegitimación social" de un poder del Estado como el Judicial y perjudican "los esfuerzos realizados, a nivel personal e institucional, para fomentar en el ámbito de la Administración de Justicia, la normalización del uso del euskera" por parte de los jueces aludidos.

El pasado 20 de enero, durante una conferencia, el máximo dirigente peneuvista consideró un "insulto" que los jueces no quieran aprender euskera. "Los jueces tienen que naturalizarse, deben saber euskera. Porque, si no, estaremos discriminados [los vascoparlantes]", apuntó. Aunque Arzalluz llegó incluso a indicar que son sólo "dos o tres [jueces] los que lo estudian", los datos oficiles suministrados por el departamento de Justicia, en manos de Eusko Alkartasuna (EA), cifran en 590 los funcionarios que acuden este curso a clase de euskera junto con 68 jueces y magistrados, 52 secretarios judiciales y 17 fiscales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 2000