Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA PRECAMPAÑA DEL 12-M

PSOE e IU consideran que los obispos buscan ayudar al PP

La Iglesia católica ejerce de poder fáctico, interviene en política y quiere ayudar al PP. El PSOE e IU respondieron ayer por separado, pero con esa misma idea, a la arremetida de los obispos contra el pacto de la izquierda y su propuesta de reformar la ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo con medidas para la atención sanitaria de las mujeres que decidan abortar."El nerviosismo que está afectando al PP por el pacto ha llegado a uno de los máximos exponentes que la derecha siempre ha tenido", dijo la secretaria socialista de Participación de la Mujer, Micaela Navarro, en referencia a la Conferencia Episcopal Española (CEE). Por su parte, su homóloga de IU, María Jesús Aramburu, acusó a los obispos de ser "auténticos filibusteros que pertenecen a la jerga política más antigua". "Ante la posibilidad de un Gobierno de izquierdas, la derecha va a sacar, a torpedearlo, a todos sus poderes fácticos", afirmó Aramburu.

Navarro recordó a la Iglesia que "los abortos han existido, existen y existirán con ley o sin ella" y pidió a los prelados que "respeten las propuestas del PSOE como el PSOE respeta los planteamientos de la Iglesia". "En un Estado aconfesional hay que tener en cuenta los criterios de los cristianos y de los católicos, pero también a las personas que no lo son", dijo.También Aramburu reclamó a los obispos "más autocontrol" y que "no sigan interfiriendo en la vida política".

En declaraciones a Servimedia, Aramburu calificó de "espectáculo bochornoso" el comportamiento de la jerarquía católica al pedir que se vote a los partidos que no defienden la ampliación de la ley del aborto. "Coaccionando, chantajeando y amedrentando al pueblo soberano, la Iglesia demostró que no es respetuosa con sus feligreses, entre otros", añadió.

Asenjo pide reflexión

"Nadie nos puede privar del derecho de iluminar la conciencia de los católicos cumpliendo el deber que en este sentido tenemos como pastores", replicó, a su vez, el portavoz de la CEE, Juan José Asenjo. "En los últimos años, muchos obispos hemos repetido que una de las mayores desgracias del sigloXX ha sido la aceptación del aborto", aseguró.

En declaraciones a la Cope, Asenjo insistió en las críticas. "Me extraña que la izquierda no introduzca una reflexión sobre su actitud acerca del aborto. Creo que de los principios tradicionales de la izquierda se debería derivar un cambio significativo. Creo que el aborto, más que una posición de izquierdas, es una posición derivada de un liberalismo salvaje", dijo. Sin embargo, insistió en que los obispos van a permanecer "neutrales" durante la campaña electoral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de febrero de 2000