Tres meses de prisión para un sargento músico que insultó al director de la banda municipal

El Tribunal Supremo ha confirmado una condena de tres meses y 15 días de prisión contra un sargento músico de la Guardia Civil que llamó "cabrón" al director comandante de la banda porque le había corregido en varias ocasiones durante la interpretación de una partitura. Según el Supremo, el sargento músico cometió un delito de insulto a un superior, recogido en el artículo 101 del Código Penal Militar, que "tutela no sólo la dignidad personal del superior, sino especialmente el bien jurídico de la disciplina, esencial en una organización jerarquizada como es la militar". Según el relato de hechos de la sentencia, el acusado, destinado en la banda de música del Colegio de Guardias Jóvenes de la Guardia Civil Duque de Ahumada, en Valdemoro (Madrid), insultó a su superior el 22 de enero de 1998, tras un ensayo. "Ante las repetidas correcciones que le venía haciendo el director fue invitado por éste para que se retirara del ensayo si no se encontraba bien, lo que motivó que saliera momentáneamente para tomar una aspirina", narra la sentencia. El sargento músico volvió al ensayo, pero su actitud motivó "nuevas interrupciones", por lo que el director le ordenó que abandonara el mismo. El sargentó pidió hablar con el director de la banda "en su despacho o en su casa". El comandante dio por terminado el ensayo y se fue a su despacho, seguido por el procesado, que, en presencia de testigos, le dijo: "Eres un cabrón y te vas a enterar". Durante el juicio, el acusado pidió la admisión como prueba de una partitura musical compuesta por el comandante con una dedicatoria del autor a los dos hijos del acusado. Con este documento, el abogado del sargento quería probar la amistad entre el superior y su subordinado para demostrar que los insultos se profirieron en un marco civil, y no en el militar, en el que el comandante es un superior.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS