La batalla electoral de marzo está centrada en 19 provincias españolas

Muchos escaños pueden cambiar por pequeñas oscilaciones de voto

Salvo sorpresa muy seria, los resultados de 1996 se repetirán en gran parte de España. Sin embargo, la batalla se presenta dura en casi una veintena de provincias. En muchas de ellas, los últimos escaños de 1996 se decidieron con restos mínimos de votos. Esta circunstancia, junto con el estudio de lo sucedido en las europeas de 1999, permite estimar cuáles son las circunscripciones en que se dirime la victoria. A las 16 provincias descritas aquí hay que añadir Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra, cuya situación se explica en otro lugar de esta página. - Burgos. Con unos pocos votos más, los socialistas podrían avanzar un escaño para lograr dos y empatar con el PP.

- Cádiz. Emoción asegurada. Hubo empate a cuatro escaños entre PSOE y PP en las generales de 1996. Si ahora se diera un resultado más parecido al de las europeas de 1999, el Partido Andalucista tendría un escaño, pero le va a resultar difícil conservarlo en una elección general. IU arriesga el que tiene.

Más información

- Córdoba. Situación inversa a la de Burgos: ésta es una de las provincias en que el PP puede ganar un escaño a costa de los socialistas, y no es probable que IU pierda el suyo.

- Jaén. Las generales de 1996 arrojaron un empate a tres escaños entre PSOE y PP; si se repitiera ahora la votación de las europeas, el reparto sería de 2 para el PP y 4 para el PSOE.

- Málaga. La situación está muy abierta. El resultado de 1996 fue de cinco escaños para el PSOE, cuatro para el PP y uno de IU; los socialistas lucharán por repetir este resultado, y el PP por arrebatarles un escaño.

- Sevilla. Una batalla prioritaria, tanto para el PP como para el PSOE. Con una votación similar a la que se produjo en las europeas ambos mantendrían el mismo número de diputados que ya tenían en el Congreso; a priori, Felipe González es un claro refuerzo para la lista socialista. Todo ello anuncia una gran pelea, también por el escaño de IU.

- Madrid. IU perdería tres de sus seis escaños, en el supuesto de que la votación se produjera como en las europeas de 1999. Esta misma simulación de resultados atribuiría a los socialistas dos escaños más de los que tenían (quedarían con 13) y uno al PP (18 en total).

- Santa Cruz de Tenerife. Un voto como el de las europeas haría perder un escaño al PSOE en beneficio de Coalición Canaria; pero la situación puede ser más complicada que esta mera repetición matemática.

- Barcelona. Si se repite el resultado de las europeas el reparto sería así: 6 PP, 13 PSC, 9 CiU, uno ERC y dos IC-Verds. Pero la situación está claramente más abierta de lo que da a entender la mera simulación matemática. Pueden avanzar tanto el PSC como el PP, e incluso los dos; todo depende de la capacidad de CiU para contener su caída y de efectos como el que pueda aportar Josep Piqué como candidato número uno del PP, con los problemas que ha acarreado la configuración del resto de la lista popular.

- Tarragona. Si se votara como en las europeas, el PSC perdería un escaño en beneficio de CiU. Sin embargo, en las generales los socialistas acostumbran a recibir votos que les huyen en las autonómicas; no sería raro que el reparto siguiera siendo 1 PP, 2 PSOE y 3 CiU.

- Alicante. Las posibilidades oscilan entre la repetición del resultado de 1996 (5 PP, 5 PSOE, 1 IU) o la pérdida del escaño de IU, quizá en beneficio de los populares.

- Valencia. Podrían ganar un diputado tanto PP como PSOE, en caso de que perdieran los suyos IU y Unión Valenciana. Si esta última lograra retener el suyo, lo más probable es que PP ganara uno.

- A Coruña. Ésta es una de las provincias que prometen emociones. Se combinan la tendencia al alza del BNG y la ausencia de Francisco Vázquez en la lista socialista al Congreso (es la primera vez desde 1982 en que no será candidato a dicha cámara), todo lo cual puede tener efectos complicados para el PSOE. Si perdiera un escaño, seguramente se lo llevaría el BNG.

- Lugo. Si el BNG confirma sus expectativas, ganaría un escaño que perdería el PP.

- Zaragoza. La incertidumbre principal se centra en si el Partido Aragonés logra un diputado y cómo afectaría a las dos grandes opciones.

. Resulta probable que el escaño de IU pase al PSOE, que quedaría con 4 frente a 5 del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 22 de enero de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50