Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La candidatura de Molas resuelve la crisis de la lista de izquierdas al Senado

La candidatura conjunta de la izquierda catalana para el Senado superó ayer los obstáculos sobrevenidos esta semana. Los socialistas propusieron ayer a uno de sus dirigentes históricos, Isidre Molas, como candidato por Barcelona, y eso fue considerado por Esquerra Republicana (ERC) suficiente para poder firmar el pacto constitutivo de la Entesa Catalana de Progrés, nombre que adoptará la coalición. Narcís Serra (PSC), Josep Lluís Carod (ERC) y Rafael Ribó (IC-Verds) firmarán el acuerdo el lunes.

Anoche estaba todo a expensas de que el consejo nacional del PSC ratificara hoy la propuesta de la dirección, que también debía pasar el filtro de la comisión de candidaturas. Pero ni la candidatura del ex ministro de Cultura Jordi Solé Tura ni la de Molas, que es el presidente del consejo nacional del PSC, habían de provocar rechazo. Menos claro estaba el nombre del tercer candidato, para el que se apuntaba, entre otros, el de Mercedes Aroz.Molas afirmó ayer por la tarde que estaba dispuesto a aceptar el encargo. Portavoces de ERC indicaron que la figura de Molas se ajusta al perfil de socialista catalanista que habían reclamado para poder firmar la candidatura conjunta. Con esta aceptación, desaparecía el obstáculo que el martes obligó a aplazar la firma de la coalición por los tres partidos, inicialmente prevista para el miércoles.

El frenazo de ERC a la firma fue motivado por unas declaraciones del secretario de política autonómica del PSOE, Ramón Jáuregui, quien dio a entender que la candidatura de los senadores catalanes de izquierda estaría bajo control.

El acuerdo de coalición prevé que el portavoz y el portavoz adjunto del grupo de la izquierda catalana en el Senado sean nombrados por consenso entre los senadores que lo formarán. La disciplina de voto regirá sólo para las cuestiones que figuren en el programa de la coalición. En los demás asuntos los senadores tendrán libertad de voto y el PSC ha garantizado al PSOE que en este caso sus senadores votarán con el Grupo Socialista del Senado.

La dirección del PSC daba también por resuelta ayer la otra cuestión que ha provocado una pequeña tormenta en la cúpula socialista: la adecuación del manifiesto programa del PSC a las exigencias de José Borrell. La ponencia redactora del manifiesto programa concluyó la incorporación de las enmiendas de Borrell a determinados aspectos de las propuestas federalistas de forma que se consideraba satisfactoria para éste. Eso abría la perspectiva de que el ex ministro acepte figurar en la candidatura electoral, probablemente en el segundo puesto de la lista de Barcelona, que será encabezada por Serra.

Si así fuera, se despejaría la incógnita, planteada en los últimos meses por el propio Borrell, sobre su continuidad en el primer plano de la política.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de enero de 2000

Más información

  • El PSC, ERC e Iniciativa-Verds firman el pacto el lunes