El beneficio de Deutsche Telekom cayó un 45% en 1999 por la compra de One-2-One

La entrada en el mercado de la telefonía móvil británica se le atragantó a Deutsche Telekom, la mayor compañía de telecomunicaciones de Europa. El gigante alemán, que tiene más accionistas que cualquier otra empresa del país (más de dos millones), anunció ayer un beneficio neto de 1.200 millones de euros (199.663,2 millones de pesetas) en el año 1999, lo que supone un descenso del 45% respecto al año anterior. El recorte se debe fundamentalmente a la compra del operador británico One-2-One y al descenso de tarifas de la telefonía fija en el mercado germano, según la nota difundida por Internet.La información facilitada por Deutsche Telekom añade que la compra de One-2-One ha recortado en 400 millones de euros el beneficio anual, en línea con lo esperado cuando se cerró el acuerdo, el pasado verano. La compra de One-2-One en junio pasado facilitó a DT una cartera de superior a tres millones de clientes. Los ingresos de la operadora alcanzaron 35.300 millones de euros, con un ligero incremento respecto a los 35.200 millones del año anterior, pese al recorte de precios en la telefonía fija alemana. Según las cifras de DT, esa caída de precios ha supuesto un ahorro para los consumidores de tres millones de euros (cerca de 500 millones de pesetas).

La compañía alemana, aliada de Jazztel en el concurso para la adjudicación de la cuarta licencia de móviles en España, aseguraba en su nota que continuará su expansión por Europa mediante adquisiciones de empresas o la presentación de candidaturas a próximos concursos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de enero de 2000.

Lo más visto en...

Top 50