Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lluís Homar lleva a Sevilla un "Hamlet" "popular e itinerante"

Lluís Homar lleva hoy al Teatro Central de Sevilla, a las 21.00, su visión de Hamlet. El actor catalán ha apostado en esta nueva versión de la obra de Shakespeare por un Hamlet "popular e itinerante". Homar quiere limpiar la obra de la solemnidad pomposa y aburrida a la que parece condenada por su condición de clásica y devolverle su frescura popular. Hamlet se representará también mañana y el sábado a la misma hora.

Homar dirige y protagoniza la obra. Junto al actor barcelonés integran el elenco Jordi Collet, Mònica Marcos, Norbert Íbero y Pep Planas, entre otros. El responsable de la música es Carles Santos. Jon Berrondo se ha encargado de la escenografía."Cuando hablo de hacer un Hamlet popular, me refiero a un Hamlet pensado para el público. Shakespeare hacía teatro popular. Muchas veces las grandes obras se asocian a algo aburrido. Se cree que los textos clásicos son aburridos y que hay que entenderlos sólo la mitad. Y esto no es así. A mí me gusta Hamlet porque lo entiendo", explicó ayer Homar en la presentación del drama en Sevilla.

El segundo aspecto en el que ha querido incidir Homar es el "carácter itinerante" de la obra. En efecto, el actor ha llevado Hamlet fuera de Cataluña. El objetivo es divulgar "un verdadero teatro de arte" en el que "puedan participar cuantas más ciudades y teatros", según el actor.

El drama ha pasado ya por Cataluña, el País Vasco, Asturias, Navarra, La Rioja, Córdoba, Jerez, San Fernando, Huelva y Granada. Lluís Homar ha contado con la colaboración de la Fundació Teatre Lliure, el Teatre Nacional de Catalunya y el Ayuntamiento de Tarragona para producir su versión de Hamlet.

"Hamlet es una especie de viaje a través de las tinieblas. El protagonista se encuentra por primera vez consigo mismo. Se le aparece el fantasma de su padre y empieza a cuestionárselo todo", indicó el actor. "Quizás el gran placer es descubrir que, al final, la obra te está diciendo que lo que hay que hacer es dejarse ir", concluyó Homar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de enero de 2000