Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gates deja la gestión diaria en Microsoft para volcarse en el desarrollo de Internet

Bill Gates, cofundador, principal accionista y presidente del Consejo de Administración de Microsoft, nombró ayer a su viejo amigo y colaborador Steve Ballmer Chief Executive Officer (CEO) -consejero delegado- de la empresa. Gates se desentiende así un poco más de la gestión diaria del gigante de la programación informática, para consagrarse al diseño de programas que introduzcan el universo de Windows en Internet.Por su parte, Gates explicó el relevo por su deseo de "hacer lo que más me gusta: centrarme en las tecnologías del futuro". Gates, que en el último año y medio ya había ido transfiriendo la responsabilidad del día a día a Ballmer, mantiene su título de presidente del Consejo de Administración y adopta, además, el nuevo de Jefe de Arquitectos de Programación.

Nadie interpretaba anoche en Estados Unidos la noticia como una retirada de Gates de la cúpula de poder de Microsoft, la empresa que fundó en 1975 con Paul Allen y que se ha convertido en la de mayor valoración bursátil del mundo y en la dominante en el mercado de sistemas operativos para ordenadores personales.

Las prácticas empleadas para consolidar esta posición y extenderla al mundo de la navegación por Internet son objeto ahora de un juicio que se desarrolla en Washington. El miércoles se supo que los representantes del Gobierno de EE UU, la parte demandante en este caso, han propuesto que la solución al poder monopolista detentado por Microsoft sea su fragmentación en tres BabyBills o empresas más pequeñas.

Ballmes, durante su presentación como nuevo máximo ejecutivo de la empresa declaró que tal posibilidad sería "una irresponsabilidad y no tendría sentido", sobre todo tras la fusión de America Online con Time Warner.

Gates, el hombre más rico del mundo, con una fortuna personal estimada en más de 80.000 millones de dólares, planea dedicar la mayor parte de su tiempo a diseñar y promocionar la "próxima generación" de Windows 2000, la nueva versión del exitoso sistema operativo. También piensa trabajar en el desarrollo de programas que puedan ser albergados en Internet y que operen desde allí.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de enero de 2000