Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
RALLY DAKAR-EL CAIRO

Una amenaza terrorista en Níger pone en peligro la prueba

El Rally Dakar vivió ayer momentos de zozobra en los que peligró su continuidad. Al llegar a Níger, el Gobierno alertó sobre el riesgo de un ataque terrorista, que obligó a suspender la etapa de hoy y a cancelar por completo el recorrido por ese país. Los organizadores decidieron anoche transportar con aviones a toda la caravana del rally hasta Libia para seguir desde allí el recorrido el próximo lunes.

El sólido liderato de Joan Roma (KTM), recortado ayer en un minuto por la victoria de etapa de su máximo rival, el francés Richard Sainct (BMW), quedó en segundo término por culpa de problemas extradeportivos. Desde el primer momento quedó claro que TSO, la empresa organizadora del Dakar, no iba a tomar riesgos. Tras el aviso del Ministerio de Asuntos Exteriores tomaron la decisión de cancelar la ruta por la República de Níger, cuarto país que visita esta edición del rally, y que preveía otras cuatro etapas y también la jornada de descanso en Agadez.Conforme los participantes fueron llegando al campamento en Niamey, capital del país, después de una dura etapa de 526 kilómetros cronometrados, se enteraron de la interrupción de la carrera. Comprobaron también el esfuerzo de los hombres de TSO por salvar la 22ª edición de su prueba. Su decisión ha sido establecer un puente aéreo entre Niamey y los aeropuertos de Sabbah y Wawel Kebir, en Libia, desde hoy hasta el domingo.

Para cumplir su objetivo necesitan encontrar aviones para trasladar los vehículos (todavía quedan unos 250 en carrera) y a todas las personas (más de mil entre participantes, periodistas, médicos, mecánicos, organizadores, etc). Además, precisaban de un aeródromo con la infraestructura necesaria y también debían resolver el problema del repostaje. "Vamos a sacar esto adelante", dijo Jean-Claude Killy, el antiguo campeón de esquí que ahora es directivo de la empresa organizadora del Dakar. La operación empezará hoy mismo, según los organizadores, y finalizará el próximo domingo. La carrera podría reanudarse el lunes.

Para Roma, como para el líder de los coches, el japonés Kenjiro Shinozuka (Mitsubishi), la anulación de cuatro etapas supone un respiro. Si el rally prosigue en Libia, el piloto español dispondrá de 22 minutos de ventaja sobre Sainct para afrontar las últimas siete etapas (unos 3.000 kilómetros). El tercero en discordia, el austriaco Heinz Kinigadner (KTM) perdió un cuarto de hora y se descolgó, mientras que Óscar Gallardo (BMW) sigue cuarto e Isidre Esteve (KTM) es séptimo. En coches, la etapa de ayer la ganó el portugués Carlos Sousa (Mitsubishi) y Shinozuka manda en la general con seis minutos de ventaja sobre Jean-Louis Schlesser. Josep Maria Servià, séptimo a más de 40 minutos, es el mejor de los españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000