Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lorenzo Sanz abronca a sus jugadores

Cuantificado en dinero, el enojo del Madrid ha crecido de 100 millones (los que le molestaba que se embolsara la federación española en caso de victoria madridista en el Mundial de clubes) a 600 (la cantidad que le habría correspondido al conjunto blanco por llevarse el título). Tras el desenlace del grupo, que dejó al Corinthians con un sitio en la gran final y al Madrid por el tercer y cuarto puesto, los directivos no cargan ya contra el reparto de premios, sino contra la plantilla. El clima es de indignación hacia los futbolistas, a los que ayer en el almuerzo les tocó escuchar una reprimenda de su presidente, Lorenzo Sanz. Los gestores del Madrid salieron desencantados de Sao Paulo, con la sensación de que sus jugadores -que ayer, tras su fracaso, se dedicaron a hacer turismo- sólo cumplen cuando les apetece. Sanz no quiere hacer declaraciones. Son sus directivos los que ejercen el papel de portavoces, que públicamente caen en la tentación de recurrir a la explicación banal. "El Madrid está fuera de la final por un gol que no entró ", y lamentos así. Pero en círculos más reducidos, las opiniones se endurecen. Y cuestionan tanto el primer tiempo que hizo el equipo frente al Raja, sin meter velocidad y ganas, como el comportamiento de algunos jugadores. Roberto Carlos y Guti, éste especialmente, son señalados por sus expulsiones como responsables del fatal destino blanco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000