Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Al Nassr, alterado por el Ramadán en Río

Río de Janeiro

La vigencia del Ramadán, el mes sagrado del islamismo que obliga a sus practicantes a observar 30 días de riguroso ayuno, ha cambiado hasta tal punto las costumbres del club de fútbol Al Nassr saudí en Brasil, que sus jugadores almuerzan en la noche y cenan por la madrugada, según publicó ayer el diario O Estado, de Sao Paulo. El Al Nassr, rival del Madrid en la primera edición del Mundial de clubes que comienza la próxima semana, observará las reglas de la milenaria tradición islámica, pero sus directivos, encabezados por el príncipe Faisal Bin abdulrahman Ai Saud, han conseguido al menos evitar el ayuno. El Corán permite que en caso de "guerras y misiones importantes relacionadas con los intereses nacionales", pueda permitirse una excepción, y eso es lo que han conseguido los jugadores del club saudí. La plantilla se junta a comer a las ocho de la tarde, después se entrena y cena a las cuatro de la madrugada, antes de ir a dormir.El otro representante musulmán en el torneo, el Raja Casablanca marroquí, logró obtener una fatwa (resolución religiosa) para que sus jugadores quedaran exentos de cumplir el compromiso religioso, y pudieran llegar "bien alimentados" al debut en el Mundial frente al Corinthians.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 29 de diciembre de 1999