Entrevista:LEOPOLDO DE LUIS POETA

"En Madrid se ha centrado la creación artística"

Cuando tenía 14 años, Leopoldo de Luis (Córdoba, 1918) robó de la biblioteca de su padre las obras completas de Antonio Machado. Las leyó de principio a fin y, desde entonces, quedó prendado de la poesía, de las palabras. Y no sólo escribe poemas, habla poemas. "¿Cuántos sé de memoria?, mucho menos de los que yo quisiera", dice. Este hombre, que prácticamente ha atravesado el siglo que está por terminar, fue amigo cercano de Miguel Hernández; ha escrito las biografías de Vicente Aleixandre y de Machado y es considerado un importante poeta de la generación de posguerra. Recientemente recibió el premio de poesía Pablo Menassa del grupo Cero.Pregunta. ¿Qué balance hace tras más de 50 años de oficio literario?

Respuesta. Hay algunas cosas con las que me siento satisfecho y otras con las que no tanto. En estos años me he dado cuenta de que mi poesía ha evolucionado. Comienzo con un gusto esteticista y termino con una poesía apegada a la reflexión.

P. La suya es una entrega total a las palabras.

R. Es una forma de expresión. La poesía dice lo que emociona, lo que sorprende.

P. ¿Y a usted qué le sorprende?

R. En mi juventud la poesía nació de la sorpresa, ahora surge de la meditación.

P. ¿Sobre qué medita?

R. Sobre lo que llama al poema, todo aquello que le puede enriquecer.

P. Usted es un testigo directo del siglo que va a terminar, ¿qué sensación le deja?

R. Son tales los avances científicos y técnicos que uno tiene que pensar que el nuevo mundo va a resultar forzosamente deshumanizado. Pero siempre habrá un poeta que nos otorgue una palabra de paz. La poesía puede llevar cordura a un mundo enloquecido.

P. ¿Qué opina de las nuevas generaciones de poetas?

R. La literatura es vida, cada generación tiene una actitud ante la vida y su forma de expresarse debe cambiar. Ahí soy optimista, siempre habrá formas de plasmar la inquietud del hombre frente a su destino.

P. ¿Tiene alguna visión poética de Madrid?

R. Creo que no podría definir la ciudad en cuanto a mis sentimientos, pero debo decir que Madrid es una ciudad en la que se ha centrado la creación artística, la presencia de grandes editoriales ha favorecido la vida literaria. Pero también existen la falta de solidaridad, la vida incomunicada y otros inconvenientes que se ciernen sobre las grandes capitales.

P. Usted fue amigo de Miguel Hernández. ¿Qué recuerda de él?

R. Era como un hermano mayor, extraordinariamente entrañable, con un profundo sentido de la amistad. Estaba entregado del todo a la poesía y era incapaz de desanimarse.

P. ¿Qué cree que le falta por hacer?

R. Me hubiera gustado escribir un buen libro de poesía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de diciembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50