Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alperi se equipara el sueldo al de Zaplana y lo sube a todos los ediles, pero los socialistas no lo aceptan

No es un sueldo de ministro, pero sí de presidente autonómico. El alcalde de Alicante, Luis Díaz Alperi, del PP, cobrará a partir de enero prácticamente el mismo salario que el presidente de la Generalitat: 11.080.000 pesetas brutas anuales. Protestas de los sindicatos, que exigen aumento salarial para los funcionarios, y de los grupos de la oposición, que solicitaron un incremento retributivo más moderado, marcaron el el pleno extraordinario celebrado ayer, en el que el PP aprobó, en solitario, la subida de emolumentos para los 27 concejales de la Corporación.El grupo socialista, que se abstuvo en la votación, anunció que renuncia a parte del incremento. Esquerra Unida (EU), por su parte votó en contra, aunque acepta que la subida salarial se vea reflejada en la nómina de su único concejal, José Luis Romero. EU hubiera apoyado la propuesta del PP si ésta hubiera sido consensuada por los dos grupos mayoritarios.

El portavoz popular, Pedro Romero, justificó el incremento porque los concejales de Alicante llevan 12 años con el sueldo congelado, a diferencia de los funcionarios, que sí han visto aumentado sus salarios. A renglón seguido lanzó una retahíla de frases victimistas que cerró con desafortunadas palabras: "Ni siquiera tenemos [los concejales] cesta de Navidad". Pedro Romero cobrará 8.775.000 pesetas al año.

Según la oposición, con el incremento salarial aprobado ayer, el Ayuntamiento de Alicante no se ajusta a las recomendaciones estipuladas por la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) sobre las retribuciones que deben percibir los cargos municipales electos y los diputados provinciales. Sin embargo, el alcalde sostiene que su propuesta sí está dentro de los criterios marcados por la FVMP. "Voy a cobrar 300.000 pesetas menos al año que Zaplana", dijo.

Por otro lado, el equipo de gobierno aprobó en solitario los presupuestos municipales para el año 2000, que ascienden a 27.460 millones de pesetas. Se trata del presupuesto menos inversor de los últimos años, circunstancia que aprovechó la oposición para censurar al gobierno local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de diciembre de 1999