Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La internacional democristiana agrega el adjetivo "popular"

La Internacional Demócrata Cristiana ha decidido agregar a su nombre el de Popular, a fin de contribuir a la expansión de su asociación. La decisión fue adoptada en la reunión anual celebrada este fin de semana por la Internacional Demócrata Cristiana en Bucarest, Rumanía, y fue defendida por su presidente, el diputado español Javier Rupérez, que dijo que este cambio no altera la referencia tradicional de la asociación."A partir de ahora será la internacional de Partidos Demócrata Cristianos y Populares", afirmó Rupérez, que calificó el cambio como ventajoso para Europa, donde en los numerosos partidos populares conviven personas de origen demócrata cristiano y liberal. Es "una síntesis que en España ha logrado un muy buen éxito".

Para el diputado español, que también preside la Asamblea Parlamentaria del Atlántico Norte, éste es un momento muy importante para precisar "las claves ideológicas de expansión hacia otros partidos, sobre todo del centro y el este de Europa". La capital rumana es, en ese sentido, "una nueva frontera para la democracia cristiana". Rupérez explicó que la IDCP moderniza y actualiza sus mensajes, admitiendo planteamientos que tienen que ver con las nuevas realidades. "Nuestro mensaje es de apoyo y comprensión de lo que significa la globalización y entender la economía social de mercado a nivel mundial".

La Internacional Demócrata Cristiana tiene, además de una fuerte presencia en Europa, una creciente influencia en América Latina y busca consolidarse en los países del Este. El presidente de la IDC explicó que la internacional tiene incluso partidos musulmanes, como el Partido Demócrata Cristiano y Musulmán de Filipinas, aunque en Asia y África la referencia cristiana crea problemas adicionales.

Rupérez subrayó el importante papel que ha desempeñado en Rumanía en la lucha contra la dictadura el Partido Nacional Campesino, uno de los más antiguos de Europa, y que es hoy la mayor fuerza política del Gobierno rumano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de noviembre de 1999