El PSE cree que el conflicto es extensible al proyecto de Lizarra

La renuncia de Carlos Garaikoetxea a la reelección al frente de Eusko Alkartasuna ha abierto una crisis en su partido que, a juicio del PSE-EE, es ampliable a todo el pacto de Lizarra. Jesús Eguiguren, secretario de Política Institucional de los socialistas vascos, aseguró ayer que "lo que está ocurriendo en EA es un fenómeno que afecta a todos los partidos que se sentaron en Estella", y es consecuencia de que "no tuvo respaldo electoral".El miembro de la Mesa Nacional de HB Pernando Barrena confió en que el congreso de EA sirva para que esta formación "siga apostando clara y firmemente por el proceso democrático y apoye al colectivo de los presos".

Carlos Iturgaiz, presidente de los populares vascos, afirmó que respeta la decisión de Garaikoetxea e interpretó su postura por la crisis externa e interna que atraviesa la formación nacionalista después de los últimos resultados electorales, que le ha llevado a "perder calado político en la sociedad vasca". A su juicio, la decisión de EA de "radicalizarse y echarse a los brazos de ETA y HB, crea fisuras y conlleva problemas internos".

Más información

El coordinador de IU-EB, Javier Madrazo, también mostró su respeto a la decisión del líder de EA y aseguró que su figura merece un reconocimiento por su "contribución a la política vasca", tanto desde su partido como desde el Gobierno vasco. "Todavía tiene mucho que aportar", añadió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 20 de noviembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50