Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento andaluz apoya separar los comicios autonómicos de los generales

El PSOE se quedó ayer solo por primera vez en esta legislatura en el Parlamento andaluz al perder dos votaciones seguidas. Los andalucistas, sus socios en el Gobierno autonómico, no sólo respaldaron una iniciativa del PP en la que se pide que la facultad de nombrar al director general de la RTVA recaiga en la Cámara, sino que también votaron a favor de que las elecciones autonómicas no coincidan con las generales de la primavera del 2000.El PA intenta con este desmarque subrayar su perfil de partido regionalista a tan sólo unos meses de ambos comicios. En cualquier caso, ninguna de las dos propuestas es vinculante para el Ejecutivo que preside Manuel Chaves.

La sesión celebrada ayer en el Parlamento recordó a otras muchas de la anterior legislatura cuando el PSOE, sin diputados suficientes, perdió hasta 400 votaciones y las decisiones de los grupos, en el momento de contabilizar los apoyos, casi siempre iban acompañadas de una sorpresa de última hora. Los socialistas sabían de antemano que se quedarían solos en las votaciones de dos proposiciones no de ley de Izquierda Unida y del Partido Andalucista que defendían la celebración separada de las elecciones andaluzas. Sus socios siempre han mantenido la misma posición, por entender que la coincidencia electoral contamina el debate autonómico y supone una "violación del Estatuto de Autonomía", según el portavoz del PA, Pedro Pacheco. Además de una iniciativa en la que el Parlamento pide a Chaves que las elecciones andaluzas no coincidan con las generales, también se aprobó una propuesta de IU en la que se considera como "la fecha más idónea" la del 28 de febrero de año 2000. Esta propuesta fue apoyada por 52 votos (PP e IU) y rechazada por tres (PA) y contó con 53 abstenciones (PSOE y un diputado del PA).

Director de la RTVA

Pero no fue en este debate donde se produjo el quiebro de los cuatro diputados nacionalistas de la Cámara, sino en el de una proposición no de ley del Partido Popular en la que se insta al Consejo de Gobierno a modificar la ley de RTVA para que el Parlamento andaluz "sea quien tenga la potestad de nombrar al director o directora general, con el fin de garantizar su independencia". La ley salió aprobada por 55 votos a favor (PP, IU y PA) y 52 en contra (PSOE).

"Cada uno es muy libre de interpretar lo que quiera, pero la decisión no tiene que ver con la situación electoral, sino con el debate acerca de las televisiones públicas", afirmó el secretario general de PA y consejero de Relaciones con el Parlamento, Antonio Ortega, quien mientras hacía estas declaraciones en los pasillos de la Cámara escuchaba de fondo la frase "¡A las barricadas, a las barricadas!" de un parlamentario socialista.

El Gobierno andaluz, por boca de su consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, quitó hierro al quiebro de sus socios: "El resultado tiene una importancia relativa, porque estoy convencido de que el Gobierno de coalición va a funcionar hasta el día en que se convoquen elecciones. Están cerca y quieren marcar diferencias".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de noviembre de 1999

Más información

  • Por primera vez el PA no votó con el PSOE