Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL

Valerón dejará su plaza a Guerrero en el partido ante Argentina

Había que contrarrestar el centro del campo brasileño, superpoblado por dos carrileros y tres volantes omnipresentes, cada uno de los cuales constituía una exaltación de músculos y capacidad atlética. Camacho pensó en lo contrario. Dos futbolistas de juego ligero: Guardiola y Valerón. Dos jugadores más intuitivos que físicos. Que tocan el balón mucho y rápido. "Valerón viene con nosotros porque apostamos por un fútbol determinado; y contra Brasil necesitábamos un jugador con características específicas que él tenía", explicó ayer Camacho. Frente a Argentina, según el técnico, todo cambiará. Entonces el rival, que juega con defensa de tres centrales y no va a poblar tanto el centro del campo, va a brindar más espacios. El seleccionador, para esta ocasión, dará el sitio de Valerón a Guerrero."A lo mejor en otro partido Guerrero es más apropiado que Valerón; porque recibe, toca a la banda y se va a recibir al área, para rematar. Valerón llega menos", distingue Camacho. "Valerón era ideal para enfrentarse a Brasil porque tiene pase, y al jugar con dos delanteros necesitábamos alguien capaz de meter centros a través de una defensa muy cerrada, o que abriera a la banda, a Luis Enrique y Etxeberria. Valerón reparte muy bien el juego". En suma: ante Brasil, que apuesta por recuperar para contraatacar rápido, el mejor remedio es evitar que recupere. La respuesta, un jugador capacitado para incrementar la posesión de España: Valerón.

Camacho nunca ha dejado de confiar en Valerón: "Necesitamos un jugador con sus características". Por lo visto, el media punta tiene dotes que el seleccionador no encuentra en otra parte.

La imaginación de Ortega

Quizá contra Argentina, el próximo miércoles, la alineación de España se amolde a otro estilo. "Lo que viene es totalmente distinto a Brasil", anunció Camacho ayer. "Es un equipo muy disciplinado tácticamente, más que Brasil. Y también tiene individualidades. Brasil tiene tipos que te resuelven el partido en una jugada individual. Argentina menos; aunque a Ortega no le quitas la imaginación con nada. Para el próximo partido, ofensivamente, la distribución de nuestros jugadores puede cambiar mucho. Ayer Brasil acumuló jugadores en el centro del campo, y si te robaban el balón ahí te creaban mucho peligro, porque cualquiera podía llegar por habilidad. Argentina presiona con más coordinación. Y juega con tres centrales. Brasil lo hace sólo con dos".Quizá por eso, para desbordar a Argentina por las bandas, Camacho piense en jugar con dos extremos (Luis Enrique, Etxeberria, Munitis, o incluso Raúl), dos puntas, y un media punta con más llegada que pase, como Julen Guerrero. "Haré tres o cuatro cambios respecto al partido de ayer", anunció el seleccinador. En ese caso, el jugador del Athletic no tendrá que vérselas con tres velocistas que le persigan para robarle el balón, como Emerson, Assunçao y Zé Roberto. Frente a Guerrero estará, solo en el medio centro, Simeone.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de noviembre de 1999