Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

Un hombre acepta 20 años de cárcel por el asesinato de su padre

Ramón D. C. reconoció ayer en la Audiencia de Valencia que dio muerte a su padre, de 81 años, al arrojarle a un barranco ubicado en la carretera que une dos localidades del interior de Valencia, Serra y Torres-Torres. El procesado aceptó la pena solicitada por el fiscal, Arturo López, y su letrado defensor, que acordaron solicitar 20 años y un mes de prisión por un delito de parricidio y otro de estafa. En buena lógica, el tribunal ratificará las condenas pedidas por los litigantes. Los hechos juzgados ayer ocurrieron el 20 de junio de 1995. Dos agentes de la Policía Local de Meliana (L"Horta) condujeron de madrugada a la víctima, Ramón D. F., a su domicilio, al que éste no quería acudir por las difíciles relaciones que mantenía con su hijo, con quien convivía. Posteriormente, el acusado transportó a su padre en su vehículo, hasta que le empujó por un barranco aprovechando que estaba orinando. Ramón D. C. cobró en los meses posteriores la pensión correspondiente a su padre, por lo que también aceptó la comisión de un delito continuado de estafa. López explicó, según recogió Efe, que la rebaja de su petición de pena -de 30 a 20 años de prisión- responde a la dificultad de probar la concurrencia de varias agravantes -alevosía, nocturnidad y despoblado- en el crimen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de noviembre de 1999