Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE acusa al Gobierno de "sectarismo" por la negativa de Aznar a recibir al presidente andaluz

La contundente reacción del secretario general del PP, Javier Arenas, contra la propuesta del presidente andaluz, Manuel Chaves, de celebrar una entrevista con José María Aznar demuestra, a juicio del PSOE, el "sectarismo" con el que el Gobierno de la nación aborda los asuntos relacionados con Andalucía y revela la "falta de un interlocutor" en el PP andaluz que plantee la necesidad de llegar a acuerdos. Para el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, "desde que se aprobó la Constitución, nunca había ocurrido que un presidente del Gobierno no reciba al de una comunidad autónoma".

Cuando Manuel Chaves propuso el pasado viernes celebrar "lo antes posible" una reunión con el presidente del Gobierno, aprovechando que éste iba a pasar el fin de semana en Andalucía, los socialistas sabían con mayor o menor certeza que la respuesta iba a ser negativa, pero lo que no esperaban era la visceralidad con la que respondió Javier Arenas. Con su propuesta, el presidente andaluz pretendía retomar la iniciativa política -en una semana marcada por el presunto intento de soborno de un concejal del PP por parte de un dirigente del PSOE de Sanlúcar de Barrameda y el inicio en Andalucía de la campaña del PP sobre las pensiones- y mostrar su voluntad de llegar a un acuerdo en los asuntos que enfrentan desde hace casi cuatro años a las dos administraciones.El secretario general del PP justificó el domingo la negativa de Aznar a celebrar un encuentro con el presidente de la Junta con el argumento de que "sería absurdo que Chaves fuera a La Moncloa a insultar", al tiempo que acusó al socialista de situarse "al margen de la Constitución" al encabezar la oposición al Gobierno.

Arenas pronunció estas palabras después de que la semana anterior, la presidenta del PP de Andalucía, Teófila Martínez, se despachara a gusto contra el jefe del Gobierno andaluz al que llamó "oligarca", "traidor", "insolidario" y "aprovechado político" a raíz de una errónea interpretación del acuerdo suscrito entre la Junta y los sindicatos sobre los salarios de los funcionarios de la Administración autonómica.

Para el secretario de Organización del PSOE andaluz, Luis Pizarro, la explicación facilitada por el número dos del PP contraria a la entrevista entre los dos presidentes revela "el sectarismo" con el que el Gobierno de la nación y los dirigentes nacionales de ese partido tratan las demandas planteadas por la comunidad autónoma y deja al descubierto la "falta de un interlocutor claro" en el PP de Andalucía, cuyos dirigentes se han mantenido al margen de esta última polémica. En este sentido, las únicas palabras de Martínez en este asunto se referían más a una cuestión de procedimiento, al aconsejar al presidente de la Junta que enviara una carta a Aznar si su propuesta iba en serio.

Pizarro asegura que mientras que la dirección del PP "practica el quietismo", Arenas lo que hace "es tensionar más la situación" y corta las vías de diálogo que proponen los dirigentes socialistas. En este sentido, el responsable de Organización socialista recordó que ha sido Arenas, anterior presidente regional de los conservadores andaluces, el que amenazó con llevar la futura ley de Cajas de Ahorro de la comunidad al Tribunal Constitucional cuando el portavoz popular y secretario regional, Antonio Sanz, abogaba por el consenso, y el que, igualmente, se mostró contrario a una propuesta para que los diputados andaluces defendieran en el Congreso iniciativas conjuntas sobre la financiación de la comunidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de noviembre de 1999

Más información

  • Pizarro critica el "quietismo" de la dirección del PP y echa en falta "un interlocutor claro"