Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP de Melilla se acerca al partido de Jesús Gil porque les une una "coincidencia de sitio"

Tres meses después de las elecciones la situación política en Melilla sigue confusa e inestable pese a que ayer mismo el PSOE entró en el Gobierno de Mustafa Aberchan, de Coalición por Melilla. El presidente de la ciudad autónoma continúa en minoría (le apoyan sus cinco diputados, los tres del Partido Independiente de Melilla y los dos socialistas) y persiste en buscar más aliados. Pero mientras, el PP se siente "libre" de pactar con quien quiera y ha mantenido reuniones con el Grupo Independiente Liberal (GIL), al que le une una "coincidencia de sitio".

El presidente del PP en Melilla, Antonio Gutiérrez, elegido en el congreso celebrado a primeros de octubre, explicó ayer en rueda de prensa que es imposible llegar a un acuerdo para entrar en el Gobierno de Aberchan porque su Ejecutivo lleva en su seno el "fermento de la inestabilidad".Gutiérrez afirmó, en respuesta a las críticas del Gabinete de Aberchan por haberse reunido en los últimos días con representantes del partido que preside el alcalde de Marbella, Jesús Gil, que su partido es "libre" de pactar con quien crea "conveniente". Aclaró que el PP, con cinco diputados, "no tiene ningún pacto con ninguna fuerza política de la ciudad", pero apuntó que mantiene una "coincidencia de sitio" con el GIL (siete diputados) y el partido localista, Unión del Pueblo Melillense (UPM, que tiene tres ediles), en referencia a que estas tres formaciones están en la oposición, donde suman mayoría.

Exigió que esta "coincidencia" en la oposición sea interpretada en "su justo sentido" y lamentó que otros partidos utilicen estas conversaciones como "arma arrojadiza" contra el PP, que "en estos momentos no tiene ningún pacto con nadie", reiteró el presidente popular.

Particular estrategia

Gutiérrez indicó que cada formación tiene su particular estrategia para obtener una mejor gobernabilidad de la ciudad autónoma y recordó que durante este fin de semana el Ejecutivo negoció con el GIL su apoyo para poder aprobar la petición de un crédito de 1.100 millones de pesetas destinado a pagar deudas.

Asimismo el GIL logró ayer la presidencia de la Comisión de Recursos Humanos al ser el único en presentar candidatura y tener el apoyo de parte del Gobierno y de la oposición. Asimismo, anunció que optará a otras.

También fueron elegidos los presidentes de las comisiones de Cuentas y de Bienestar Social, que recayeron en el Partido Independiente de Melilla, mientras que Coalición por Melilla y PSOE anunciaron que no presentarán candidatura a ninguna de las ocho restantes, que se repartirán el GIL, PP y UPM en función del número de escaños.

Por su parte, el PSOE firmó ayer con Coalición por Melilla y el Partido Independiente de Melilla un pacto de gobernabilidad, que implica la creación de dos nuevas consejerías para los socialistas.

Los diputados del PSOE Javier de Pro y Rafael Hernández al Ejecutivo se harán cargo de Coordinación de Areas y Participación Ciudadana, el primero, y Empleo, Industria, Desarrollo Territorial y Promoción de la Mujer, el segundo. Además una candidata socialista que no logró escaño el 13-J, Celia Sarompas, será viceconsejera.

Los tres partidos, que suman diez diputados frente a los quince que representan en la oposición han suscrito un programa en el que se incluyen propuestas de cada uno y que tiene como principal objetivo "garantizar que la ciudadanía logre un mayor bienestar", según Aberchan.

El presidente de la ciudad autónoma fue investido en julio con los votos de dos diputados socialistas que rompieron la disciplina de partido y los del GIL. Tras la renuncia de uno de los dos representantes del PSOE y la rocambolesca dimisión y marcha atrás de Malika Mohamed, Aberchan se apoyó sólo en el GIL, con quien rompió por el "brutal conflicto" con el Estado que a su entender producía esa alianza.

Una vez reconducida la situación del PSOE y consumada la salida de la Asamblea de Malika Mohamed, los socialistas se comprometieron a no presentar una moción de censura contra el presidente Aberchan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de octubre de 1999

Más información

  • Los dos diputados del PSOE entran en el Ejecutivo de Mustafa Aberchan y el PIM