Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLIMPISMO

La UE se adhiere a la creación de la agencia mundial contra el dopaje

Los ministros de Deportes de la Unión Europea (UE), reunidos ayer en la localidad finlandesa de Vierumaki, acordaron los principios para la puesta en marcha de la Agencia Internacional Antidopaje, cuya creación se decidió en la Conferencia Mundial celebrada en febrero en Lausana (Suiza) por el Comité Olímpico Internacional (COI). Suvi Linden, ministra finlandesa de Cultura y Deportes, que presidía la reunión, señaló: "Vamos a responder favorablemente a la oferta de adhesión de los Gobiernos formulada por el COI". Juan Antonio Samaranch, presidente del máximo organismo olímpico y promotor de la idea, señaló el pasado día 3 que el COI propondría a diferentes organismos la participación en la Agencia, que se formará el 10 de noviembre. La UE ha sido la primera en contestar y se espera las de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa de las Naciones Unidas para el Control Internacional de las Drogas (PNUCID), la Interpol, el Consejo de Europa o el Consejo Superior del Deporte de África.Los ministros de la UE aceptaron criterios como una representación en los órganos de dirección igual al 50% para las organizaciones intergubernamentales, la posibilidad para la Agencia de establecer una lista única de productos prohibidos en todos los deportes, el poder efectuar controles por sorpresa sin conocimiento ni acuerdo previo de las federaciones internacionales y el derecho de acreditar los laboratorios encargados de los controles.

Siete posibles sedes

El 2 de noviembre, la ministra Linden y la luxemburguesa Viviane Reding, comisaria europea encargada del deporte, se reunirán en Lausana con los dirigentes del COI para despejar los últimos flecos de la Agencia, que está previsto entre en funcionamiento práctico el 1 de enero del año 2000.

De momento queda en suspenso la decisión sobre la sede de la Agencia, para la que se han presentado siete ciudades, entre ellas Madrid. Además, la quieren Atenas, Bonn, Lille, Lisboa, Luxemburgo y Viena

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de octubre de 1999