Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PA pedirá a Chaves que evite unir elecciones autonómicas y generales

El Partido Andalucista está convencido de que la posible coincidencia de las elecciones autonómicas y las generales (previstas ambas para el primer trimestre del 2000) viciará el debate en la escena política regional. "Los comicios autonómicos no deben servir para hablar de los problemas de [José María] Aznar y [Joaquín] Almunia", sostuvo ayer el vicepresidente del PA, Pedro Pacheco, quien anunció el arranque de una campaña para abrigar la reclamación de su partido. Los andalucistas recogerán firmas y presentarán una proposición no de ley en el Parlamento andaluz para exigir al presidente de la Junta, Manuel Chaves, "un debate propio".

Sana envidia. Eso es lo que han sentido los dirigentes andalucistas ante la repercusión de las elecciones catalanas, en palabras del vicepresidente del PA, quien resaltó que, en esa campaña autonómica, "se ha hablado exclusivamente de los problemas de Cataluña". Pacheco y el secretario general del PA, Antonio Ortega, se apoyaron en la experiencia del duelo por la presidencia de la Generalitat para exigir al presidente del Gobierno andaluz, que haga un "uso responsable" de su capacidad de disolver el Parlamento y evite la coincidencia entre las elecciones andaluzas y las generales. Los andalucistas andan escamados con la fecha electoral: creen que el presidente de la Junta andaluza puede ceder a "intereses partidistas". Pacheco se basó en el ejemplo catalán para recordar en conferencia de prensa que los "partidos centralistas" sí reconocen la "separación de citas electorales" en las otras comunidades históricas (País Vasco, Cataluña y Galicia). El vicepresidente del PA señaló que cuatro de las elecciones andaluzas celebradas hasta ahora han coincidido con otros comicios.

Continuidad asegurada

Pacheco tildó de "engaño" uno de los argumentos en los que se apoyan los defensores de la coincidencia electoral: el descenso de la participación ciudadana en la convocatoria autonómica si se celebran comicios separados. Con la campaña anunciada ayer, los andalucistas formalizan su desmarque del PSOE, aunque Ortega garantizó a Chaves, a finales de septiembre, que los andalucistas seguirán en el Gobierno autonómico hasta el final de la legislatura. Hasta entonces, Pacheco se había mostrado partidario de deshacer, de común acuerdo, el pacto de Gobierno con los socialistas, para diferenciar el mensaje electoral del PA.

Ambos políticos se esforzaron en negar que haya existido crisis alguna en la cúpula dirigente del PA. Ortega recordó que la opinión del partido es "sólo una", en relación al nombramiento de Pacheco como candidato a la presidencia de la Junta.

"La campaña será de concienciación, motivación y denuncia", explicó Ortega, quien mantuvo que la proposición andalucista en la Cámara "no limita, ni pone cortapisas" a la capacidad del presidente de la Junta para convocar las elecciones. El PA ya maneja, incluso, algunas fechas: si las generales son finalmente en la última semana de marzo, las andaluzas podrían celebrarse en la primera quincena de febrero.

Además de la proposición en el Parlamento (IU ya presentó una similar en verano), los andalucistas debatirán mociones en ayuntamientos y tratarán de convencer a agentes sociales y sectores profesionales de la conveniencia de elecciones separadas. También tienen previsto realizar una recogida de firmas a favor de la convocatoria independiente, que trasladarán a Chaves y al presidente de la Cámara autonómica, Javier Torres Vela.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de octubre de 1999

Más información

  • Proposición andalucista en el Parlamento