Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jóvenes extremistas causan graves destrozos en una manifestación en Barcelona

Más de medio millar de jóvenes okupas, anarquistas, comunistas e independentistas radicales provocaron ayer el caos en Barcelona destruyendo mobiliario urbano y nueve oficinas bancarias. Los revoltosos protestaban por una manifestación ultraderechista que conmemoraba en la ciudad el Día de la Hispanidad. La actuación violenta de los radicales, que mostraron un elevado grado de organización, se saldó con 26 detenciones. El Ayuntamiento de Barcelona se querellará contra los causantes de los daños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 1999