Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar y Blair proponen que los "delitos políticos" no impidan las extradiciones

José María Aznar, y el primer ministro británico, Tony Blair, propusieron ayer al resto de sus socios en la Unión Europea (UE) que se den pasos decididos para aumentar la cooperación judicial y policial europeas y se fijen políticas comunes de asilo e inmigración. En vísperas del Consejo Europeo que se celebrará los próximos días 15 y 16 en Tampere (Finlandia), Aznar y Blair suscribieron una carta en la que, entre otras medidas, piden que se simplifiquen al máximo los procedimientos de extradición, "eliminando por completo obstáculos como la no extradición de los propios nacionales o los delitos políticos". Aznar quiere evitar que se repitan casos como los ocurridos en Bélgica y Portugal, donde presuntos miembros de ETA eludieron la extradición a España acogiéndose al derecho de asilo por motivos políticos. La inmigración, que se ha convertido en uno de los temas más delicados en las campañas electorales europeas, debe ser objeto, precisan, de "un enfoque equilibrado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de octubre de 1999