Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES CATALANAS

Chaves llama a los catalanes de origen andaluz a votar por Maragall

El presidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves, dedicó la jornada de ayer a pedir a la población catalana de origen andaluz que el próximo domingo vaya a votar y lo haga en favor de Pasqual Maragall, el candidato socialista a la presidencia de la Generalitat. Chaves habló en dos localidades del cinturón de Barcelona, Sant Boi y Cornellà, y en un encuentro con miembros de las casas regionales en el parque de la Ciutadella. En todas estas ocasiones difundió el mismo mensaje: cometen "un error tremendo" los catalanes de origen andaluz, extremeño o castellano que creen que estas elecciones no van con ellos.

En Cornellà acudieron a escuchar a Chaves y a Maragall ayer por la tarde unas 2.000 personas, el doble de las que hace cuatro meses participaron en el mitin que en el mismo lugar celebró el PSC durante la campaña de las elecciones municipales, las que los socialistas ganaron ampliamente a CiU. También las 1.500 personas que habían acudido por la mañana a un mitin de Maragall en Lleida junto con el alcalde de la ciudad, Antoni Siurana, eran muchas más de las que lo hicieron en la campaña de las municipales.Eso movió a Maragall a explicar a sus oyentes de Cornellà que "no hay mejor encuesta que la que se ve desde el atril" de los mítines, una afirmación particularmente significativa después de que todos los sondeos publicados ayer indicaran que Pujol va con ventaja respecto a él. "Desde el 28 de octubre de 1982, el día de la primera gran victoria de los socialistas, yo no había visto lo que hoy veo desde aquí", dijo refiriéndose al número de asistentes al acto, que se celebraba al aire libre, entre los grandes bloques del barrio de Sant Ildefons de Cornellà. Y la conclusión que sacó fue ésta: "Vamos a ganar de calle, les vamos a dar una paliza y vamos a conseguir un triunfo histórico".

Las sucesivas victorias que los nacionalistas de CiU han conseguido hasta ahora en las elecciones autonómicas catalanas se sustentan en el desistimiento de una parte de los electores catalanes originarios de otras partes de España, y a todos ellos dirigió su llamamiento el presidente andaluz. Les dijo, en primer lugar, que se equivocan quienes piensan que el Gobierno central es el que se ocupa de los asuntos que más les interesan. "Sé muy bien, como presidente de Andalucía, que las decisiones que tomo afectan a la calidad de vida de los ciudadanos en materia de sanidad, de enseñanza, de vivienda, y no es indiferente que estas decisiones las tome un progresista como Maragall o un conservador como Pujol".

A este argumento agregó después otros de carácter político general. El presidente andaluz explicó que siempre ha apoyado "una solución federal" para el desarrollo autonómico y eso es, desde luego, una razón más para apoyar la elección de Maragall como presidente de la Generalitat. Chaves afirmó que "una España federal garantiza la solidaridad". Y en contra de lo que sostienen Aznar y Pujol, se mostró "convencido de que en la Constitución hay base suficiente" para el federalismo que defienden él y Maragall.

Además de pedir el voto para Maragall, Chaves atacó a Pujol por la concepción mercantilista de la política que aplica. "No se hace un país, ni una nación, ni un Estado cambiando votos por dinero", afirmó recordando que la base del apoyo mutuo que durante esta legislatura se han prestado CiU y el PP es el pacto sobre financiación autonómica de 1996. "No se hace un país a base de tirar de chequera, como acaba de ocurrir también en León", agregó. Lo que ha hecho el PP en León, afirmó, "es una vergüenza y un escándalo".

A todo esto Chaves añadió una propuesta de actuación común. Recordó que los 7,2 millones de habitantes de Andalucía y los seis millones de Cataluña representan el 30% de los españoles y sostuvo: "Eso nos da una responsabilidad especial" en el conjunto de España. "Entre las dos comunidades podemos sentar las bases para que Cataluña y Andalucía sean punto de referencia del desarrollo autonómico". Añadió que eso debe hacerse, por supuesto, sin excluir a nadie, sino todo lo contrario.

Y eso podrán hacerlo él como presidente de Andalucía y Maragall de Cataluña, añadió, "porque CiU no ha podido o no ha querido hacerlo, porque ha preferido ser durante muchos años la muleta que han tenido las derechas para mantener posiciones de poder en España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 11 de octubre de 1999

Más información

  • El presidente andaluz dice que la Constitución permite el federalismo