Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL 'CASO LIAÑO'

Polanco vincula el proceso abierto por Liaño con la campaña del Gobierno contra Sogecable

El presidente del Grupo PRISA y de Sogecable, Jesús de Polanco, vinculó ayer el proceso que el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez de Liaño abrió contra el Consejo de Administración de Sogecable con la "campaña feroz" desatada desde el Gobierno y su entorno mediático a raíz de que en la Nochebuena de 1996 se firmase el acuerdo para explotar los derechos del fútbol en España a través de la plataforma Canal Satélite Digital. La que se llamó la guerra del fútbol. Polanco, que declaró ayer como testigo en el juicio que se está celebrando en el Tribunal Supremo contra Gómez de Liaño por tres delitos de prevaricación, hizo una exposición global del contexto en que se desarrolló el caso contra Sogecable.Cuando Polanco fue preguntado por la fiscal María Dolores Márquez de Prado, esposa del acusado y que ejerce como defensora en este juicio, por qué Sogecable suscribió un seguro por 150 millones de dólares para garantizar la devolución de las fianzas de los abonados, el presidente de Sogecable pidió permiso para situar los datos en su contexto.

Polanco explicó que a finales de 1996 firmó un acuerdo para explotar los derechos del fútbol en España, y que de inmediato se lanzó una campaña feroz contra aquel acuerdo afirmando que con él se estaba socavando la estabilidad política del Gobierno. Agregó que desde un diario afín se impartieron consignas sobre cómo contrarrestar el acuerdo. "El 30 de enero de 1997 presenté la plataforma digital, y al día siguiente, el Consejo de Ministros emitió un decreto prohibiendo el descodificador que íbamos a utilizar. Un periodista publicó que no podíamos disponer de las fianzas por los descodificadores y que si se reclamaban no podríamos devolverlas. Viendo la repercusión que podría tener en nuestros clientes, anunciamos el 22 de febrero la presentación de una demanda contra el autor y su publicación porque no era cierto. Pero a continuación el que iba a ser demandado presentó una denuncia en la Audiencia Nacional, y de inmediato se me pidió la lista de abonados de Canal+, y el día 27 el juez Gómez de Liaño se presentó en Arthur Andersen y pidió toda la documentación existente. Y el viernes 28 soy citado a las seis de la tarde para comunicarme la denuncia y la querella que el juez había admitido a trámite el mismo día. El juez me hizo esperar media hora, y mientras estaba esperando me avisaron de que la televisión estatal había interrumpido sus emisiones para decir que había sido procesado por la apropiación de 23.000 millones, que me habían retirado el pasaporte y no podía salir al extranjero. Como presidente de Sogecable quise tranquilizar a los abonados, a los que Liaño había ofrecido personarse en la causa. Por eso hicimos el seguro por 150 millones de dólares (23.000 millones de pesetas al cambio), que nos costó 210 millones y que es una de las partidas por las que nos sentimos perjudicados". Polanco afirmó que el hecho de que Liaño le negase dos veces el ir a recibir el doctorado honoris causa a la Universidad de Brown fue "una de las cosas que me han perjudicado más en mi buen nombre". Precisó que el tener que explicar en una de las cinco universidades más prestigiosas de Estados Unidos, donde le iban a homenajear junto con el escritor Carlos Fuentes, que no podía asistir porque un juez le implicaba en delitos de apropiación perjudicó gravemente a su imagen. La defensora de Liaño recordó la causa sobre Sogecable y preguntó a Polanco si no habían admitido sus abogados al plantear una cuestión de competencia la existencia de irregularidades. El testigo respondió que se planteó una estrategia de defensa, pero que en ningún momento se admitió la existencia de delito o irregularidad porque no lo hubo.

Márquez de Prado preguntó si Sogecable se financiaba con cargo a los depósitos de Canal +. Polanco respondió: "Es falso. Los depósitos entraban a formar parte de los recursos de la compañía, pero servían para financiar los descodificadores". A la pregunta de si Sogecable era una sociedad instrumental de Canal+, Polanco precisó: "No, es una de las sociedades de más éxito del panorama empresarial". Márquez volvió a recordar en numerosas ocasiones aspectos del caso Sogecable, por lo que el presidente del Tribunal, Gregorio García Ancos, tuvo que recordarle que ese proceso ya fue archivado por la Audiencia por no existir delito.

Polanco afirmó a propósito de su declaración ante Liaño: "Jamás en mi vida he estado hablando tanto tiempo ante una persona sabiendo que nada de lo que dijera podía beneficiarme". Al término de la declaración, García Ancos preguntó a Polanco por la primera citación que le hizo el juez. "Recibí un oficio el 25 de febrero en que se me pedía la lista de abonados de Canal+ por una denuncia que había, y el viernes 28 fui citado y me comunicó que había una querella, que la había admitido a trámite y que me consideraba imputado y no podía salir de España sin autorización". García Ancos preguntó: "¿No justificó por qué no le recibió declaración?". "No, señor", respondió Polanco. Matías Cortés, uno de los abogados de la acusación, declaró ayer a CNN+ que es difícil que el juicio "depare sorpresas" porque "todo el mundo parece estar de acuerdo en el fondo" de los argumentos de la acusación. Cortés se mostró satisfecho con el desarrollo del juicio y dijo que el presidente de la sala "está llevando muy bien el debate, porque deja que todo el mundo se exprese".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 1999

Más información

  • El presidente del Tribunal recordó a la defensora del acusado que el 'caso Sogecable' fue archivado