El PI celebra hoy a puerta cerrada su congreso de disolución

El Partit per la Independència (PI), escindido de Esquerra Republicana (ERC) en 1996, celebra hoy a puerta cerrada el congreso extraordinario convocado para su disolución tras la debacle que sufrió en las pasadas elecciones municipales, en las que obtuvo 12.000 votos en toda Cataluña. El presidente del partido, Àngel Colom, pretende convertir el partido en una fundación independentista inspirada en la Crida a la Solidaritat, la organización de agitación nacionalista que él mismo dirigió a mediados de los años ochenta. El dirigente independentista ha expuesto sus planes por carta a todos los militantes, a quienes ha dejado claro su deseo de militar en otro partido político a medio plazo y ha insinuado que se situará en la órbita de Convergència Democràtica (CDC). Como líder del PI, Colom siempre ha sido partidario de articular un frente patriótico que agrupe los esfuerzos de todos los nacionalistas. En cambio, la vicepresidenta de esta formación, Pilar Rahola, es reticente a convertir el PI en una fundación y es partidaria simplemente de disolverlo para que cada militante emprenda su propio camino. Rahola defiende que los nacionalistas se comprometan con el movimiento por el cambio en Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de septiembre de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50