El Niño, en Corvette

Cuando a un deportista le persigue la despampanente presentadora rubia de un programa de variedades para indagar en los profundos entresijos de su persona ("¿Te has sacado el carné de conducir?", "¿Ahora ligas más?") significa que ha cruzado la frontera que separa al deportista de la estrella mediática. Sergio García se ha sacado el carné, "aunque el teórico tuve que repetirlo", y liga poco más que antes. De todo ello se enteró la prensa española, reunida ayer en el hotel Palace de Madrid, ávida de nuevas de El Niño. Las circunstancias, además, favorecieron la impaciencia del personal. Una hora y media tarde se presentó el golfista a causa de un retraso en el avión. La demora le puso aún más en bandeja a los medios que se abalanzaron sobre él. Después de un par de minutos de continuos flashes, llegaron los agradecimientos: "...A los medios por su apoyo durante estos meses, al presidente Aznar que me felicitó por mi segundo puesto en la PGA...". Sergio maneja a la prensa como a sus palos. Con descaro y espontaneidad. Ha aprendido a lidiar con las cámaras y los periodistas en Estados Unidos y se nota. Dio espectáculo hasta el final. La joven estrella abandonó la conferencia de prensa en un Chevrolet Corvette facilitado por la casa Opel que le esperaba a la puerta del hotel. "Tenía ganas de estrenar mi carné y el Corvette siempre me ha fascinado". Sonriente se montó en el coche, saludó y se dejó fotografiar. Eso sí, con la despampanante presentadora de copiloto. Al terminar el show la presentadora descendió, Sergio arrancó y, sin calar el motor, enfiló la madrileña Carrera de San Jerónimo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción