ESCENA

Estrellas españolas actúan por primera vez junto al Ballet de Cuba

Lo mejor del ballet cubano y español se une por primera vez a principios de septiembre en el teatro Albéniz. Cinco estrellas españolas de la danza, que desarrollan sus carreras en el extranjero, interpretarán Giselle junto al famoso Ballet Nacional de Cuba, del 1 al 5 del próximo mes. Se trata de Ygor Yebra, Tamara Rojo, María Jiménez, José Martínez y Óscar Torrado."Es una idea que me ha dado vueltas en la cabeza durante mucho tiempo", dijo ayer Alicia Alonso, la directora del Ballet Nacional de Cuba, que confía en el éxito de este experimento artístico sin precedentes. "Los bailarines españoles y cubanos comparten la misma línea artística", declaró Alonso, "no hay mucha diferencia en su forma de movimiento, temperamento, fuerza y proyección". La puesta en marcha de este ambicioso proyecto, que se repetirá en el futuro si se dan las condiciones adecuadas, fue difícil, según reconoció la fundadora del ballet de Cuba, que recordó: "Muchos bailarines españoles que trabajan fuera no pudieron venir porque están muy ocupados".

Una compañía de clásico

Para Alonso, España vive una situación singular respecto al ballet clásico: "Este país aún no tiene una gran compañía de ballet clásico, pese a que tenga público y artistas para ello", resumió la directora del ballet cubano. Y es cierto. Los mejores bailarines españoles tienen que irse fuera del país para poder interpretar los grandes clásicos y desarrollar así su talento artístico. De hecho, Tamara Rojo es primera bailarina en el English National Ballet y José Carlos Martínez es uno de los seis bailarines estrellas de la Ópera de París, para citar algún ejemplo.Para estimular la creación de una gran compañía española, Alicia Alonso ofreció el apoyo incondicional de sus conocimientos y aludió a futuros intercambios entre los dos países, al mismo tiempo que destacaba que el primer paso tiene que venir de España. "Lo que necesita una compañía, además de un teatro y de dinero, es sobre todo un gran repertorio clásico de base. Y seguir enriqueciendo la cultura del futuro", añadió la bailarina, que recibió ayer la medalla del arte y la danza del Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial.

La directora de la compañía cubana, que creó hace siete años una cátedra de Danza en la Universidad Complutense, destacó la fuerte presencia latina a nivel internacional. "En el mundo se está desarrollando una serie de primeras figuras, sobre todo masculinas, y la mayoría vienen de Cuba y España. Es precioso", dijo. Además, hizo hincapié en los diferentes estilos del ballet representados en La magia de la danza, una síntesis de los pricipales clásicos que la formación cubana interpretará del 8 al 12 de septiembre. Coppelia (del 15 al 19 de septiembre) y El lago de los cisnes (del 22 al 26 de septiembre) rematarán la temporada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 26 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50