Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maurice Greene llega a Sevilla y se 'entrena' atrapando a un ladrón

El atleta estadounidense Maurice Greene, el hombre más rápido del planeta -récord del mundo de 100 metros con 9,79 segundos- llegó ayer a Sevilla para tomar parte en los campeonatos del Mundo y, sin aún abandonar el aeropuerto de la capital andaluza, ya se estaba 'entrenando'. Acabó con las ilusiones de un ladronzuelo, de origén francés, con antecedentes por hechos similares y pendiente de una orden de expulsión,que cometió la torpeza de robar una bolsa de viaje a otro velocista, el vallista estadounidense Larry Wade.El plusmarquista mundial del hectómetro estaba siendo entrevistado en el aeropuerto sevillano a su llegada desde Mónaco cuando su compatriota Wade sorprendió a un 'descuidero' que se había apropiado de su bolsa de viaje. Greene dejó plantados a los periodistas y, como si de una prueba más se tratara, se lanzó disparado en ayuda de Larry Wade. El vallista cuenta con la mejor marca del año en la prueba de 110 metros, pero no podrá competir en Sevilla al no haber logrado la clasificación en las pruebas de selección del equipo de EEUU.

Los dos atletas no tardaron demasiado en alcanzar al ladronzuelo, aunque fue a Wade al que correspondió atraparle. Al poco tiempo, el ladrón estaba a buen recaudo, en manos de la Guardia Civil, a la que correspondió su detención.

Un caso parecido ocurrió hace 13 años en Madrid. Un ratero robó la bolsa de un atleta cerca del estadio Vallehermoso con tan mala fortuna que fue a dar con el velocista estadounidense Emmit King, que en pocos metros dio alcance al delincuente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 1999