Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide 208 años para Hankas por asesinar al general Veguillas

El fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira solicita una condena de 208 años de cárcel para el etarra Mikel Azurmendi Peñagaricano, Hankas, como presunto autor del atentado con coche bomba que el 29 de julio de 1994 acabó con la vida del teniente general del Ejército Francisco Veguillas Elices y de otras dos personas, según el escrito de conclusiones provisionales.El fiscal solicita, además, que el supuesto etarra indemnice a los herederos de las víctimas con 50 millones, que pague un total de 31,5 millones a las 19 personas que sufrieron lesiones en el atentado.

Según la fiscalía, Azurmendi, entonces integrado en el comando Madrid de ETA, confeccionó junto con otras dos personas una bomba compuesta por 49 kilos de amosal y dos de amerital para asesinar al general Veguillas.

Azurmendi hizo estallar el coche-bomba cuando el vehículo de Veguillas circulaba por la plaza de Ramales de Madrid. "El impacto de la carga en el vehículo es pleno", asegura el fiscal, "y el cuerpo del teniente general es desplazado aproximadamente 60 metros, quedando colgado de un balcón de una vivienda próxima". La explosión también mató a su chófer, Joaquín Martín Maya, y a César García Contonente, un trabajador que estaba en las inmediaciones.

Azurmendi fue detenido en Sevilla el 21 de marzo del año pasado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de agosto de 1999