Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un obrero sufre quemaduras graves al echar disolvente a una fogata

Roberto Gómez, un trabajador de 38 años, resultó ayer herido de gravedad al quemarse la mitad superior del cuerpo cuando trató de apagar un fuego con un disolvente líquido, según informaron fuentes sanitarias. El incidente ocurrió hacia las cuatro de la tarde en una nave de la calle de los Diamantes, sin número, del polígono industrial La Fraila, en Humanes (8.700 habitantes).Gómez trabaja en la fábrica de galvanizados Lacados Humanes. Hacia las cuatro, él y sus compañeros acabaron de comer. Habían encendido una hoguera para calentarse la comida, según fuentes de los bomberos de Fuenlabrada. Después de comer y antes de regresar al tajo, Gómez trató de apagar la fogata echándole un disolvente líquido por encima, según las mismas fuentes. Pero el producto químico, en lugar de apagar las llamas, las avivó y el fuego le saltó encima a Gómez.

Una ambulancia del Insalud (061) acudió a socorrer al trabajador, que sufría quemaduras de tercer grado en el tórax, la garganta y en los brazos. El herido tenía graves dificultades para respirar, por lo que los médicos le conectaron a un sistema de respiración asistida. Gómez ingresó en la unidad de quemados del hospital La Paz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de agosto de 1999