Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Celta se exhibe y el Betis se lleva el Carranza

35 años después de que consiguiera su primer trofeo, el Betis de Carlos Timoteo Griguol se alzó como campeón de la 45ª edición del Trofeo Ramón de Carranza. Pero hubo que esperar a la tanda de penaltis para conocer al triunfador. El magnífico primer tiempo de los italianos se vio correspondido con un no menos espectacular segundo periodo del Betis. Los jugadores de Griguol enmendaron el roto con el que se llegó al descanso (2-0) y forzaron este final agónico. Oli fue el autor de la remontada en tan sólo cinco minutos (m. 62 y m. 67). Ya en los penaltis, el fallo de Sensini en el cuarto disparo hizo campeón al Betis. Antes, Denilson, Finidi, Oli y por último Prats habían casi amarrado la victoria, a la espera tan sólo de un fallo en los italianos, que al final se produjo.Nadie podía imaginar al término del primer periodo que sería el Betis quien recogiera el trofeo. El tempranero gol del equipo italiano aprovechándose de la escasa fortuna de Filipescu, quien introdujo el balón en su marco en el primer minuto de partido, hizo que el Lazio jugase con tranquilidad, mientras que al equipo bético le costaba asentarse sobre el campo. Sin tiempo para levantar la cabeza el equipo romano lograba el segundo. Un penalti cometido por Prats era transformado por Mihajlovic a los 15 minutos. Pero la remontada fue posible y los penaltis premiaron al Betis. Griguol mantuvo el mismo once todo el partido: Prats;Otero, Filipescu, Karhan Rivas; Benjamín, Cañas, Alexis, Denilson; Finidi y Oli. Por su parte, el Cádiz ganó la consolación al Vasco de Gama (1-0). En Vigo, el Celta le preparó una fiesta a su afición. Goleó al Perugia (4-0) y siguió fiel con su línea de la pretemporada: gana y convence. Debutó Celades, que ya se metió a la hinchada en el bolsillo. Fue el guía del equipo vigués. Marcaron Karpin (m.19), Djorovic (M.43), Revivo (m.63) y Kaviedes (m.76). No anotó esta vez Benny McCarthy, pero también se ganó a la afición. Definitivamente hay que contar de nuevo con el Celta. Para los vigueses, la peor noticia fue la lesión de su lateral derecho Velasco, con esguince de tobillo.

En otros partidos, el Salamanca ganó al Valladolid (1-0), el Racing, con dos tantos de Salva, venció al Sporting en Gijón (1-2), el Rayo (que ayer descartó el fichaje del israelí Sivilia por retrasar éste intencionadamente su incorporación al equipo) ganó en Xerez (0-2, con tantos de Luis Cembranos y Ferrón), el Mérida le ganó al Numancia y al Toledo un triangular y el Tenerife goleó al Oviedo (3-0, dos de Pier y uno de Emerson).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de agosto de 1999