Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alicante Acoge denuncia las condiciones precarias en el "Paso del Estrecho"

Familias enteras comiendo y durmiendo en el suelo sucio o sobre cartones y numerosas deficiencias en los servicios básicos de aseo (duchas y lavabos), son algunas de las carencias más destacadas que, según la ONG Alicante Acoge, tienen que soportar los usuarios de la Operación Paso del Estrecho: tránsito de los trabajadores argelinos en Europa hacia su país de origen a través del ferry de la línea Alicante-Orán. El colectivo insiste en la insuficiencia de los servicios asistenciales habilitados por la Administración para atender a los miles de usuarios, mientras se ha incrementado el número de agentes de seguridad. Alicante Acoge, que ha sido excluida del operativo, lamenta que la Operación Paso del Estrecho se gestione con criterios de "amiguismo" y se haya dejado fuera de la misma a la organización provincial más importante en atención a emigrantes. La denuncia se basa en una visita de incógnito que han realizado miembros de la ONG a la zona habilitada en el puerto para acoger a los argelinos durante el tiempo de espera para el embarque, que en algunos casos llega hasta los cuatro días. La Subdelegación del Gobierno ha blindado esta área y no permite el acceso a los medios de comunicación. La operación comenzó el pasado 15 de junio y hasta el 31 de julio el número de pasajeros fue de 43.779, lo que supone un incremento del 12% respecto al año anterior. El presidente de la Autoridad Portuaria, Mario Flores, rechazó las aseveraciones de Alicante Acoge y las enmarcó en el "pataleo" de una entidad no incluida en la operación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de agosto de 1999