Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

AENA hace un balance satisfactorio de julio, mientras Barajas registra 55 vuelos con más de una hora de retraso

El tráfico aéreo en los aeropuertos españoles durante el mes de julio y durante el pasado fin de semana fue "razonablemente satisfactorio" para el director de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Francisco Cal Pardo. Cal Pardo señaló en rueda de prensa que la puntualidad durante el mes pasado ha sido veinte puntos más alta que la de julio del año anterior, y eso a pesar de que el tráfico aéreo se ha incrementado un 11,25% en dicho mes. Cal Pardo aseguró que estos datos "convierten al sistema aeroportuario español en el mejor de todos los países de la UE". El director de AENA atribuyó "a causas ajenas a la gestión de aeropuestos" los retrasos sufridos el pasado fin de semana, en el que transitaron por los aeropuertos españoles 1.500.000 personas (750.000 de ellas sólo en los aeródromos de Madrid, Barcelona y Palma de Mallorca). Según AENA, la tasa media de puntualidad durante el fin de semana superó el 80%, mientras la demora media fue de seis minutos.

Falta de información

Sin embargo, la tasa de puntualidad que ofrece AENA se refiere sólo a la gestión y control del tráfico aéreo de los aeropuertos, la única que asume bajo su responsabilidad. A esto habría que sumar las demoras acumuladas por causas atribuibles a las compañías aéreas, y que AENA no facilita (antes sí lo hacía) porque, según afirma, no cuenta con "el permiso" de las aerolíneas. El tráfico aéreo en Europa y los "problemas" de las compañías fueron de nuevo, según este organismo, los causantes de las demoras. Mientras, en el aeropuerto de Madrid-Barajas el retraso medio de los vuelos era ayer de 30 minutos a las 15.00. Además, alrededor de 55 aviones despegaron o aterrizaron con demoras superiores a los 60 minutos. La cifra no es exacta porque AENA dejó también de facilitar este dato. El aeropuerto de Barajas tenía programadas 948 operaciones. El servicio de prensa de AENA afirmó que la demora media fue de siete minutos en salidas y de cinco en llegada, con una tasa de puntualidad del 85%. Se basó en los datos que le facilita el control de vuelos de Eurocontrol de Bruselas sobre control aéreo. Hasta las seis de la tarde se habían cancelado cinco vuelos, todos de la compañía Spanair con destino a Vigo, Lisboa, Oviedo, Francfort y Alicante. Esta compañía es la que más retrasos ha acumulado en el fin de semana. Algunos vuelos, entre ellos uno programado ayer entre Tenerife y Barcelona, han sufrido demoras de hasta ocho horas. La aerolínea afirma que ha tenido averías en dos de sus aeronaves y que no han recibido cuatro aviones de la MacDonnell-Douglas que tenían previsto formar parte de la flota este verano, según señaló un portavoz de Spanair. Por su parte, la compañía Iberia señaló que el 64% de sus vuelos partieron en hora y que, de sus vuelos retrasados, el 32% tenía como causa directa problemas de control de tráfico aéreo y el 30%, como causa indirecta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999