Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los votos del Par e IU dan al socialista Iglesias la presidencia de Aragón

El socialista Marcelino Iglesias fue elegido ayer presidente de la comunidad autónoma de Aragón con los votos del Par, con el que gobernará en coalición, e Izquierda Unida, que apoyó la investidura pero no entrará en el Gobierno.De esta manera se despejan todas las incógnitas que quedaban para ver si Iglesias tendría los 34 votos que suponen la mayoría absoluta del parlamento regional o necesitaría una segunda votación.

Izquierda Unida decidió a última hora del miércoles apoyar la investidura. Sólo quedaba saber si Emilio Eiroa, diputado del Par y ex presidente de Aragón, comparecería para votar a favor del PSOE, a pesar de que este partido le echó en 1993 de la presidencia, gracias a una moción de censura y con el apoyo de un tránsfuga. Eiroa acudió al parlamento regional y votó a favor de Iglesias, aunque aclaró que lo hacía "por disciplina de partido" porque no está de acuerdo con el pacto Par-PSOE. Tanto los socialistas como los aragonesistas se lanzaron parabienes mutuos y anunciaron que el Gobierno, repartido en cuatro consejeros para el Par y cinco para el PSOE, se coordinará de tal manera que no parezca que hay dos ejecutivos, sino una verdadera coalición. El portavoz del Par, José Ángel Biel, también confió en que el Gobierno será "estable y duradero".

El líder del PP y todavía presidente, Santiago Lanzuela, criticó al nuevo Gobierno, aunque aún no se haya formado, porque según él no será "plural y de progreso, sino dual y de regreso", basándose en que, en su opinión, el PSOE y el Par han alcanzado este pacto por "intereses particulares". A pesar de ello, anunció una oposición "leal".

Las prisas por la llegada de las vacaciones van a acelerar los trámites. El lunes Iglesias tomará posesión y puede dar a conocer su equipo de Gobierno. Al acto acudirá probablemente Joaquín Almunia, líder del PSOE, entre otras cosas porque el Par quiere dar la mayor relevancia posible a su acuerdo con los socialistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999

Más información

  • Los regionalistas auguran un pacto estable