Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Las "palizas" de la pretemporada futbolística

Todos los años por estas fechas, y durante los últimos con mayor intensidad, asistimos a la misma retahíla de comentarios desproporcionados y exagerados por parte de muchos "periodistas deportivos" sobre la dureza de la pretemporada de los equipos de fútbol profesionales. En la información deportiva de los noticiarios televisivos, radiofónicos y prensa escrita abundan diariamente referencias a las "palizas" que los entrenadores y preparadores físicos hacen padecer a los sufridos futbolistas. Las crónicas redundan día a día en aspectos como lo intempestivas de las horas de entrenamiento, los recorridos larguísimos de carrera, los reducidos periodos de recuperación, la dureza y complejidad de los ejercicios gimnásticos, la austeridad en el alojamiento de las "estrellas", la rigidez horaria, la escasez de tiempo libre y esparcimiento... Algunos se atreven incluso, recurriendo a un fácil juego de palabras, a comparar las concentraciones deportivas con "campos de concentración".Dice muy poco en favor de dichos periodistas el que cada verano tengamos que aguantar su fácil capacidad de sorpresa al comentar aspectos del entrenamiento de pretemporada de los futbolistas, más que habituales y en dosis de trabajo bastante más elevadas en deportistas de élite de otros deportes, como la natación, el atletismo, el piragüismo, el remo, la gimnasia o el ciclismo, por poner sólo algunos ejemplos, quienes realizan cargas de trabajo en sus programas de entrenamiento muy superiores a las que tanto sorprenden a estos cronistas, además de llevar un régimen de vida durante toda la temporada bastante más exigente del que suelen llevar muchos futbolistas profesionales.

Resulta desalentador que en un periodo del año en que podemos descansar de la saturación de información futbolística que se produce en plena competición liguera, y cuando además proliferan las competiciones de alto nivel de otros deportes habituales en la temporada estival, de las que se ofrece escasa o ninguna información, tengamos que tragarnos tanta mediocridad informativa en relación con el mundo del deporte.- .

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS