Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amedo y Domínguez admiten parte de las acusaciones en el 'caso Brouard'

Los ex policías José Amedo y Michel Domínguez admitieron ayer parcialmente el relato de hechos del auto de procesamiento dictado por el juez del caso Brouard. Por contra, los siete procesados restantes, entre ellos Julián Sancristóbal, Francisco Álvarez, Miguel Planchuelo y Rafael Masa, mostraron su desacuerdo. El gal Mohand Talbi reconoció ante la comisión rogatoria al ex ministro José Barrionuevo y al general Sáenz de Santamaría como participantes en las reuniones de diciembre de 1983 para planificar el atentado.

Tras notificar el auto de procesamiento dictado el lunes, el juez que instruye la reapertura del sumario del asesinato del dirigente de HB Santiago Brouard, mantuvo el criterio de la Audiencia de Vizcaya de dejar en libertad a todos y de mantener en prisión a Luis Morcillo, procesado como coautor material del homicidio. El abogado de la acusación particular, Txema Montero, dijo que Amedo reiteró sus declaraciones incriminatorias contra el ex director de la Seguridad del Estado Julián Sancristóbal, procesado como inductor y cooperador necesario en el crimen. Domínguez, por su parte, admitió todo el relato de hechos, aunque se mostró en desacuerdo con su procesamiento. El coronel Rafael Masa, procesado como cooperador necesario por reclutar a los sicarios, salió libre. Ayer también se conoció el contenido de las repreguntas realizadas por los abogados que acudieron a la toma de declaración del gal Mohand Talbi, principal testigo de cargo en la comisión rogatoria, celebrada en Perigueux (Francia). El mercenario argelino aseguró que mientras estuvo hospedado en el hotel Ercilla de Bilbao, en la primera semana de diciembre de 1983, se celebraron tres reuniones en las que se decidieron 20 atentados de los GAL, de entre 200 posibles objetivos, entre ellos el de Brouard. Talbi dijo que, además de reconocer en fotografías al ex jefe superior de Policía de Bilbao Miguel Planchuelo; al ex responsable del Mando Único para la Lucha Antiterrorista Francisco Álvarez; a Sancristóbal, Amedo y al industrial Víctor Navascués, "confirma que el señor Barrionuevo y el general Santamaría asistieron a las reuniones que se desarrollaban en el hotel Ercilla". Indicó que "ignoraba que Barrionuevo era ministro. Creía que por su aspecto era un policía". Talbi describe al ex ministro como un "hombre de pequeña estatura, moreno, con raya de pelo al costado. Llevaba una gabardina y se quedó callado como los demás". El gal asegura también que "Sancristóbal nunca me habló, se dirigía a Amedo y a un tal señor Vera, que para mí era un industrial. No conocía el cargo político de Sancristóbal".Talbi describe al general Sáenz de Santamaría, entonces director de la Guardia Civil, como un "hombre de bastante edad, con cabello blanco, imberbe, muy pálido y más alto que yo". También incluye al ex secretario de Estado de Seguridad, Rafael Vera, y dice que, como a Sancristóbal, le reconoció como uno de los presentes en las reuniones cuando un periodista de El Mundo le mostró recientemente unas fotos. Su descripción, sin embargo, no casa con la de Vera, al que Talbi retrata como un "hombre bastante fuerte, con calvicie incipiente, bigote y patillas largas. Estaba con Sancristóbal durante la reunión sobre la elección de los atentados", añade.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de julio de 1999

Más información

  • Barrionuevo y Santamaría estaban en reuniones preparatorias, según Talbi