Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indultados tres guardias civiles condenados por torturar a un etarra

El Consejo de Ministros del pasado viernes indultó parcialmente a tres guardias civiles -dos de ellos con el rango de oficiales- que estaban condenados por el Tribunal Supremo a un año de prisión y a seis de inhabilitación por torturar en enero de 1992 al etarra Kepa Urra, según fuentes gubernamentales. La decisión del Ejecutivo, sin embargo, aún no ha sido publicada en el Boletín Oficial del Estado.El caso Urra alcanzó en su día una gran repercusión, al ser denunciado por Amnistía Internacional y por el Comité para la Prevención de la Tortura del Consejo de Europa. El suplicio sufrido por Urra -actualmente preso en Valdemoro (Madrid)- reavivó en diversos foros internacionales la duda de si el maltrato a detenidos había sido erradicado en España.

El capitán Manuel Sánchez Corbi, el alférez José María de las Cuevas Carretero y el guardia Antonio Lozano García fueron condenados el 7 de noviembre de 1997 por la Audiencia de Vizcaya a cuatro años de prisión y seis de inhabilitación por torturar a Urra en un descampado, antes de trasladarle detenido al cuartel de La Salve, en Bilbao. La minuciosa descripción de sus lesiones ocupaba dos folios.

El Supremo estimó en parte el recurso del fiscal y en octubre de 1998 rebajó la condena a un año de prisión, pero mantuvo la pena de inhabilitación especial de seis años, lo que supone la expulsión del cuerpo. "Los acusados no sólo sometieron a la víctima a procedimientos que intimidaron y violentaron su voluntad; su conducta fue mucho más grave, ya que agredieron al detenido con el fin de obtener información", según el fallo. Los tres guardias civiles continuarán perteneciendo al instituto armado gracias al indulto parcial del Gobierno, al conmutárseles su pena de inhabilitación especial de seis años por una inhabilitación simple de un mes y un día.

El portavoz del PNV en el Congreso, Iñaki Anasagasti, señaló tras conocer la decisión del Consejo de Ministros que cuando el ministro del Interior, Jaime Mayor Oreja, habla de "indultos individualizados" debe referirse a "a la Guardia Civil, pero no al mundo de ETA" e, ironizando, calificó el hecho de "demostración palpable del Estado de derecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de julio de 1999