Viaje a la memoria de una comarca

De camino y caminantes, de espacios y rincones, de experiencias y momentos, están formados los viajes. El itinerario por El Maestrat es una apuesta por recuperar lugares del pasado, a veces injustamente olvidados y casi siempre desconocidos. La propuesta es una iniciativa del Gremio Turístico del Maestrat, formado por la unión de empresarios turísticos de Les Coves de Vinromá, Sant Mateu, Tírig, Xert y La Salsadella, en colaboración con las agrupaciones de empresarios turísticos de Peñíscola Alpe, Apron y el Patronato Municipal de Peñíscola. El objetivo es potenciar la oferta cultural de la comarca, invitando, no sólo al viajero ocasional, sino al propio residente, a una alternativa al turismo de sol y playa. El primer destino de este itinerario es la localidad de Les Coves de Vinromá, donde los devotos marianos dicen que la Virgen hacía curaciones milagrosas, y donde puede recorrerse la morería, visitar la Cueva del Milagro y admirar en el Ayuntamiento la exposición del pintor-escultor Tomás Roures Saura, natural de Les Coves y catedrático de pintura y escultura en Zaragoza. También en Les Coves de Vinromá se encuentra el museo Almirez, con una gran colección de morteros, mazas y otros objetos etnográficos de la comarca de El Maestrat. El viaje continúa hasta Tírig, sede del museo de la Valltorta, así como diversas exposiciones y un ameno audiovisual sobre el arte rupestre levantino. Pero la que sin duda es la visita estrella de Tírig, es la de los abrigos rocosos en los que se encuentran las pinturas. Declaradas el año pasado patrimonio de la humanidad, junto con todo el arte rupestre del arco mediterráneo, las pinturas de la Valltorta son testimonio de los primeros pobladores de El Maestrat, de caballos y ciervos, de cacerías primitivas. Sant Mateu es la última etapa de esta propuesta de viaje por el interior de El Maestrat. Antigua capital de la comarca, la villa conoció su mayor época de esplendor en la Edad Media, en la que era un importante centro artesanal, ganadero y comercial desde el cual se exportaba lana de la zona a los telares italianos de Florencia. En esta época, Sant Mateu fue varias veces sede de las Cortes del reino, entre 1369 y 1518. Destacan en la ciudad la plaza mayor porticada del siglo XIV, el Carreró dels Jueus, donde se realizaban gran parte de los negocios de la época, y los diversos palacios, como el de Borrull (siglo XV) o el del Marqués de Villores, de arquitectura renacentista. También es visita obligada la iglesia arciprestal de estilo gótico valenciano, que conserva, entre otros objetos valiosos, el cáliz del Papa Luna (siglo XV) o La Creu Grossa, de 1397, ejemplos de la orfebrería gótica valenciana. El recorrido propuesto finaliza en Peñíscola, delante de la caseta de información y turismo que es, por cierto, el sitio del que parte el autobús en que se puede hacer este viaje todos los miércoles y viernes a partir de las diez de la mañana. El precio es de 3.500 pesetas incluidas las visitas guiadas a los museos y la comida en algún restaurante típico de la comarca. Los puntos de contacto son la Oficina de Información y Turismo y los hoteles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de julio de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50