Argentina regresa envuelta en el escándalo

La selección argentina de fútbol, eliminada por Brasil en cuartos de final de la Copa América, regresó ayer a Buenos Aires envuelta en un escándalo de insultos y supuestas agresiones con el técnico Marcelo Bielsa. A regañadientes, en rueda de prensa en el aeropuerto internacional de Ezeiza, el entrenador admitió a medias un incidente en el aeropuerto de Asunción, antes de la salida, con el delantero Calderón, convocado a última hora y que no jugó un solo minuto. El jugador de Independiente estaba muy molesto por su situación en la selección, y afirmó que Bielsa lo había convocado sólo para completar la lista de 22 jugadores. En la zona de preembarque de Asunción, según varios testigos, Bielsa increpó a Calderón por sus declaraciones y le dijo que era una "basura". El jugador le respondió que era un "hijo de puta". Ante tal clima subido de tono, intervinieron algunos jugadores, encabezados por Ayala y Simeone, quienes los separaron inmediatamente.

Al regreso, y en el aeropuerto internacional de Ezeiza, Calderón y Bielsa no se cruzaron palabra y dieron cada uno, por separado, su visión de lo ocurrido. Calderón ratificó todo lo sucedido, mientras que Bielsa comenzó por negarse a comentar el hecho, pero terminó reconociendo el fuerte enfrentamiento. El jugador manifestó que no volverá a la selección mientras continúe Bielsa al frente, a quien calificó de "mentiroso y falso". "La verdad siempre duele. Yo no me arrepiento, estoy muy tranquilo. Dije lo que pensaba, pero sin ofender a nadie", manifestó Calderón a los periodistas.

En cambio, Bielsa señaló durante su conferencia de prensa que "por prudencia y decoro, hay hechos que deben quedar en el grupo". Finalmente admitió los incidentes, pero dijo que lo ocurrido "no es bochorno ni escándalo, y no daña mi imagen".

Bielsa incluso aseguró que, de ser necesario, volverá a convocar a Calderón, porque, dijo, "para mí sigue siendo un jugador en condiciones de ser convocado".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50