CULTURASE EXHIBEN HASTA 100 PIEZAS ORIGINALES DE INVESTIGADORES

La evolución de la ciencia española en el siglo XX centra una muestra en Sant Miquel dels Reis

Uno de los aspectos más destacables, pero quizá también menos mencionados, de la generación del 98 fue su interés por modernizar la estancada sociedad española a través de la actividad científica. La derrota en la guerra de Cuba se explicaba entonces como "inevitable, por ser Estados Unidos el pueblo de la física y la química, y España el de la retórica y poética", decía a principios de siglo el científico José Rodríguez. El recuerdo de estas palabras inicia el recorrido por la exposición Un siglo de ciencia en España que ayer se inauguró en el monasterio de Sant Miquel dels Reis.

Una amplia sala de la futura sede de la Biblioteca Valenciana, cuya apertura está prevista para finales de año, es el escenario de esta didáctica muestra organizada por la Residencia de Estudiantes de Madrid, con el apoyo del Ministerio de Cultura. Se incluyen en la muestra más de 100 piezas originales, desde dibujos de Santiago Ramón y Cajal hasta retratos de científicos de Sorolla, pasando por una curiosa máquina algébrica y los planos originales del ingeniero Leonardo Torres Quevedo, los satélites Minisat o Intasat, o las numerosas fotografías que reproducen las investigaciones. También se pueden escuchar las voces de algunos de los más reputados científicos relatando aspectos de sus investigaciones. La exposición se detiene, como no podía ser de otra forma tratándose de la historia de la ciencia española del siglo XX, en la figura de Ramón y Cajal, primer científico español en recibir el Premio Nobel. También cobra especial relevancia la parte dedicada a la edad de plata de la biomedicina española, ubicada entre 1868 y 1900. Coordinada por el historiador de la ciencia José María López Piñero, diversos paneles explicativos y objetos recogen la contribución de científicos como el propio Ramón y Cajal, que fue catedrático de la Universidad de Valencia, Peregrín Casanova o Jaime Ferran. Esta sección de la exposición se ha añadido a la original que se ha exhibido en Madrid y Santander. El propósito de la muestra es, por un lado, aportar una revisión sobre la historia contemporánea a través de la evolución científica y, por otro, crear una cultura científica ciudadana intentando promover la muy frecuentemente desconocida tradición científica española, trufada de grandes logros personales y de algunas pocas instituciones con nombre propio.Un audiovisual recorre sucintamente esa historia de la ciencia, recordando la edad de plata de la ciencia española durante el periodo inmediatamente anterior a la guerra civil y el exilio de los investigadores a causa de ella, o el resurgimiento posterior con la creación de centros de investigaciones en el último periodo. El consejero de Cultura, Manuel Tarancón, el director de la Residencia de Estudiantes, José García Velasco, y el comisario de la exposición, el profesor de la Historia de la Ciencia de la Universidad Autónoma de Madrid, José Manuel Sánchez Ron, presentaron ayer la muestra en Sant Miquel dels Reis, que deberá resolver el grave problema del acceso si la Biblioteca Valenciana aspira a ser un centro visitado no sólo por los investigadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0013, 13 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50