Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ronaldo o la ley del mínimo esfuerzo

El delantero, máximo goleador de la Copa América, recuperado sin hacer grandes cosas

Ciudad del Este / Buenos Aires

Ronaldo o la ley del mínimo esfuerzo. Así se puede denominar la recuperación del brasileño en la Copa América. Un gesto, un gol y una declaración han puesto de nuevo a Ronaldo en la ruta de mejor jugador del mundo. El tanto que le marcó a Argentina y que supuso la victoria (2-1) la noche del domingo no evocó para nada su curriculo, pareció incluso fuera de su repertorio, pues le pegó a la pelota desde fuera del área, pero resultó decisivo para meter a Brasil en las semifinales y ratificar su condición de pichichi (cuatro tantos). Siguió al tanto de Rivaldo, que igualaba el inicial del argentino Sorin. Brasil jugará la madrugada del jueves (2.35 horas) contra México. Antes, la próxima madrugada (miércoles, 3.05), se enfrentarán en la otra semifinal Uruguay y Chile. Los chilenos dieron la sorpresa al eliminar a Colombia por 3-2. El que Ronaldo le besara la calva a Roberto Carlos tampoco acabará con las especulaciones sobre qué demonios le pasó en la concentración de Brasil en las horas previas a la final del Mundial de Francia 98, pero sí se antoja como un acto de reconciliación entre el denunciante y el afectado.

Y aquella confesión que le hizo hace pocos días a su amigo David Espinar, diciéndole que ya no le dolían las rodillas después de cada partido, no significa que haya acabado con la tendinitis, pero refleja su mejor puesta a punto. Aunque le falta ritmo, ya no se habla de que Ronaldo está estresado, que quiere dejar el fútbol y que sufre el mal de amores desde que rompió con Susana. Ronaldo no es aún Ronaldo, pero sin hacer nada del otro mundo, ya está en la cumbre como Brasil, una trayectoria parecida a la vivida hasta llegar a la final del pasado Mundial

Ronaldo habla de Brasil y no para: "El equipo hizo un juego maravilloso ante Argentina". Y no teme su vuelta al Inter: "Quiero hacer campeón al Inter y volver a ser el que fui en el Barça". Ronaldo está en camino de recuperar su media goleadora de 0,98 tantos por partido después de un año maldito en Italia: sólo pudo jugar 26 partidos, y marcó 15 goles, 14 en la Liga (sobre 19 encuentros) y uno en la Liga de Campeones (en seis partidos), mientras que en la Copa se quedó en blanco en el único choque en el que fue alineado.

Lamento argentino

Mientras tanto, las lamentaciones en Argentina por la eliminación ante Brasil (la tercera consecutiva en unos cuartos de final ante el rival clásico) son la otra cara de la moneda. Y fallando el quinto penalti consecutivo desde que Marcelo Bielsa es entrenador. Pero la realidad es que desde que se retiró Maradona, el hábil prestidigitador que hacía desaparecer los problemas como los balones entre sus piernas, Argentina no ha vuelto a pasar de los cuartos de final de la Copa América ni de la Copa del Mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 1999