Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El delantero francés Dugarry da positivo por nandrolona

El delantero de la selección francesa y del Olimpico de Marsella Christophe Dugarry, dio positivo por nandrolona (esteroides y anabolizantes) en un control antidopaje al que se le sometió este año, al término de uno de los partidos de Liga. La noticia, negada inicialmente por la dirección del club marsellés, fue adelantada por el diario Le Parisien en su edición de ayer y confirmada posteriormente por el propio jugador. Christophe Dugarry, cuyo concurso en el equipo nacional siempre ha sido reclamado por el astro futbolístico francés, Zinedine Zidane, encontró la confirmación de la noticia en una carta de la Federación Francesa de Fútbol. A media tarde, el delantero difundió un escrito en el que niega en término vehementes haber recurrido al dopaje. "Siempre he estado contra toda forma de engaño y he mostrado mi repulsa respecto al dopaje. No tiene sentido jugar con mi salud y mi futuro que, espero", indica el jugador, "sea más larga que mi carrera deportiva". En el mismo escrito, Dugarry recuerda que ha sido sometido a controles antidopaje en una veintena de ocasiones, dos de ellas durante el pasado Mundial, y que hasta ahora nunca le habían dado resultado positivo. Tras anunciar que va a defenderse, el internacional francés pide a los aficionados que sigan creyendo en él. "Tienen razón para creer en mí. Voy a hacer todo lo posible para demostrar los fallos que existen hoy en la lucha contra el dopaje. Mi mayor alegría", añade, " será destapar la diferencia existente entre dar positivo en un control, y doparse".

La reacción del delantero invita a pensar que va a reclamar un contraanális y, en el caso de que se confirme el positivo, recurrir contra la hipotética sanción. Seis jugadores del fútbol francés: Antoine Sibierski (Auxerre), Dominique Arribagé (Toulouse), Cyril Pouget (Le Havre) y Vincent Guérin (París Saint Germain) fueron sancionados con 6 meses de suspensión por consumo de nandralona durante la temporada 1997-1998. El caso más sonado, dado el énfasis con el que niega haberse dopado, es el de Djamel Bouras, el yudoka francés campeón olímpico que ha sido castigado con un año de sanción. Pese a los análisis, todos no han dejado de proclamar su inocencia y de considerarse víctimas del hecho de que la nandralona es producida de forma natural por el cuerpo humano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 1999